Más recientes

Subvenciones para el sector forman parte del plan anticrisis del Gobierno nipón por US$24.500 millones, el cual contempla además acciones para fomentar el empleo femenino y elevar el sueldo mínimo.