Más recientes

Autoridades indagan si hay delito en las extrañas fusiones y reconocimientos de deuda que permitieron a Limasa aliarse con la trasnacional Sankyo, así como en la constitución del almacén escondido en Villa El Salvador.


En el 2014, el ingeniero Henry Shimabukuro fue contratado para edificar el otro almacén de los hijos del expresidente, hoy preso. Durante la obra, habría conocido a Sachie Fujimori, al esposo de esta y también al esposo de Keiko Fujimori. Dos años después, aún no le pagan por su trabajo.


Incógnita. Además de IGL (ex-Limasa), los hijos de Alberto Fujimori poseen otro depósito industrial en Villa El Salvador, al lado de un relleno sanitario. Lo montaron en simultáneo con las operaciones para asociarse con la nipona Sankyo Corporation, pero solo funcionó once meses y luego fue abandonado. El operador de la empresa es Arturo Makino Miura, uno de los acompañantes de Alberto Fujimori en su viaje de Japón a Chile, en el 2005. ¿Por qué tanto ocultamiento? Ni Fujimori ni sus abogados han respondido.