Más recientes

En las últimas décadas Apurímac, Arequipa, Cusco, Madre de Dios, Moquegua, Puno y Tacna se han transformado, al punto que toda generalización política, económica o cultural sobre esta zona del país ha quedado totalmente desactualizada. Lo que no se altera es la historia y la geografía en común, que dota a estas regiones de un potencial que solo depende de una unión hasta hoy inalcanzable.