Más recientes

Tras la revelaciones de Poder.pe y La República, el misterioso incremento de capital que ha tenido Limasa, la empresa de almacenes de los hijos del expresidente, ya está bajo la lupa de la Segunda Fiscalía de Lavado de Activos.


Autoridades indagan si hay delito en las extrañas fusiones y reconocimientos de deuda que permitieron a Limasa aliarse con la trasnacional Sankyo, así como en la constitución del almacén escondido en Villa El Salvador.


Incógnita. Además de IGL (ex-Limasa), los hijos de Alberto Fujimori poseen otro depósito industrial en Villa El Salvador, al lado de un relleno sanitario. Lo montaron en simultáneo con las operaciones para asociarse con la nipona Sankyo Corporation, pero solo funcionó once meses y luego fue abandonado. El operador de la empresa es Arturo Makino Miura, uno de los acompañantes de Alberto Fujimori en su viaje de Japón a Chile, en el 2005. ¿Por qué tanto ocultamiento? Ni Fujimori ni sus abogados han respondido.


La Fiscalía de la Nación logró el presupuesto adicional que había solicitado al Ministerio de Economía para atender casos emblemáticos como las investigaciones a la primera dama Nadine Heredia, a Martín Belaunde y a Rodolfo Orellana.


Esta mañana el CNM escuchará los alegatos finales de Ramos, tras lo cual la comisión disciplinaria pasará a darle los toques finales a los informes por los casos de Áncash. Éstos recomendarían, por mayoría, destituir al suspendido fiscal.