Más recientes

Si bien aún no se puede determinar que la baja sea una corriente mundial, las estadísticas de países como Australia, Gran Bretaña o Irlanda reflejan un cambio de costumbre en sus poblaciones.