Más recientes

Días antes, Odebrecht informó que había llegado a un acuerdo con Graña y Montero y Enagás para la venta de su participación en el proyecto.


La compañía brasileña dejará de ser accionista en el proyecto que llevará gas al sur del país.


En tres semanas, el organismo fiscalizador presentaría los resultados de su auditoría al megaproyecto.


El gasoducto del sur y la refinería de Talara registran un avance de 30%, según Scotiabank. Se espera una mayor inversión en la Línea 2 del tren y el nuevo aeropuerto de Cusco.


Comercios, viviendas e industrias de distritos de Quillabamba, Cusco y Anta accederían a combustible natural a partir de marzo del 2017.