Más recientes

Esta es la segunda vez que los británicos deciden si continúan siendo parte de la Unión Europea o no. La primera fue en 1975, cuando el 67,5% optó por el sí.


Entre los aspectos más relevantes se encuentran cómo debe ser la pregunta que se someterá a votación y las fechas en que se deba realizar el proceso electoral.


Tras unas elecciones menos reñidas de lo que se pronosticaba, David Cameron repetirá el plato como primer ministro británico. Gobernará con mayoría, pero con una piedra en el zapato: el sólido y sorprendente Partido Nacional Escocés.


Según el porcentaje que alcanzan Cameron y Miliband en las encuestas, ninguno lograría los 323 escaños en la Cámara de los Comunes.