Más recientes

Esta es la segunda vez que los británicos deciden si continúan siendo parte de la Unión Europea o no. La primera fue en 1975, cuando el 67,5% optó por el sí.