Más recientes

Velásquez consideró que la industria nacional debería centrarse en la elaboración de aquellos medicamentos biológicos cuya patente ha expirado.