Más recientes

The True Cost, que se acaba de presentar en Estados Unidos, se pregunta si es justo pagar tan poco por prendas de ropa que en sus procesos de fabricación generan contaminación, pobreza y, en algunos casos, tragedias humanas.