"El docente necesita entender que los estudiantes del siglo XXI tienen otros intereses y desafíos", explica la directora de la CADE por la educación.
A pocos días de la realización de la CADE por la Educación, organizada por IPAE Acción Empresarial desde hace ocho años, Mariana Rodríguez, presidente de esta edición, analiza la importancia de influir y actuar en la agenda prioritaria en educación, movilizando a los actores relevantes alrededor de temas concretos y reforzando el sentido de urgencia por una educación de calidad. Este año la CADE por la Educación, el principal foro nacional de diálogo público-privado sobre la mejora de la educación, se llevará a cabo los días jueves 8 y viernes 9 de setiembre en el Centro de Convenciones del Colegio Médico del Perú y tendrá como tema principal 'La educación fuera de la caja'. “Se propone el cambio de paradigmas en la educación de hoy por propuestas innovadoras que nos aseguren estar preparados para los desafíos del futuro”, explica Rodríguez.

Este evento convoca a gestores educativos, empresarios y ejecutivos, líderes de opinión, académicos, investigadores del tema, autoridades y funcionarios del sector público, representantes de organizaciones sin fines de lucro e instituciones cooperantes e interesados en la problemática educativa y en asumir un rol protagónico en la mejora de la educación en el país.

¿A qué aspectos se refiere el lema “Educación fuera de la caja”?

“La educación fuera de la caja” es un término que significa pensar de manera no conformista, ver las cosas de manera diferente. En el aula, implica utilizar modos distintos de trabajo, sabiendo cómo extraer conocimiento relevante de la información que nos rodea, aprendiendo de manera colaborativa, potenciando determinadas competencias, desarrollando nuevas habilidades, y no basarse únicamente en la transmisión de información. Ya estamos en la era digital que ha impactado a la sociedad en muchos aspectos y la educación no está exenta de estos impactos. Por ello, debemos tener cuidado con la transformación que se está dando en la educación y analizar si el foco debe centrarse solo en mejorar el modelo tradicional, que puede quedar obsoleto, o si ya debemos pensar tambien en una educación con visión siglo XXI. Además, tener claro que debemos enfocar esta idea tanto en el sector público como en el privado.

¿Es congruente pensar en las tendencias del futuro, sabiendo la realidad educativa que atraviesa el Perú?

Pareceria que no, pero sí es posible trabajar de manera estratégica en la mejora de los modelos de calidad, y al mismo tiempo estar abiertos a innovar. La educación peruana no debe perder de vista lo que viene pasando en el mundo y debe intentar subirse a ese “tren”, mientras continúa esforzándose por llegar a los niveles básicos, y para ello es necesario y realmente importante conocer cómo funcionan las nuevas tendencias. Además, debemos tener en cuenta que a nivel global estamos en una nueva era de conocimiento, en la que la tecnología y los nuevos saberes que esta produce generan cambios sustanciales en la forma en la que aprendemos. Asimismo, la sociedad demanda nuevas competencias y habilidades, e inclusive nos reta a pensar en nuevos puestos de trabajo que aún no han sido creados.

¿Cómo dar el paso al gran cambio de paradigma?

El proceso de enseñanza del nativo digital tiene que ser totalmente distinto y ya no nos podemos guiar de la metodología tradicional, aquella en que el estudiante es un receptor pasivo de información y que se basa en un enfoque vertical en el que el docente es quien sabe y el estudiante no. Por ello, tiene que haber un cambio y guiarnos de una metodología activa, en la que se tome en cuenta que el estudiante es el protagonista de su aprendizaje. Para ello, se deben considerar los deseos y aspiraciones de los estudiantes de hoy, sus nuevas actitudes en el aula, que sin duda involucran a las nuevas tecnologías.

¿Cómo debe ser el nuevo docente para que facilite el cambio de paradigma?

El rol del maestro debe cambiar radicalmente y ser un gestor y acompañante del aprendizaje. Para ello, el docente necesita entender que los estudiantes del siglo XXI tienen otros intereses y desafíos.

En esta edición de la CADE por la Educación habrá un panel especial que profundizará en repotenciar e inspirar el rol del maestro en el proceso de aprendizaje, entendiendo que él debe ser un guía y un gestor del aprendizaje de sus estudiantes. Sabemos que nuestros maestros, que no son nativos digitales, necesitan que los acompañemos en este proceso de cambio. También, motivarlos para que sean un acompañante socioemocional, ya que está probado que una relación afectiva entre el docente y el estudiante facilita el aprendizaje y el desarrollo del alumno.

¿Cuál es el futuro del saber?

Las tendencias en educación y lo que le espera al sector educativo en el futuro se considerarán en la apertura del evento, el jueves 8 de setiembre, con la presentación de William Rankin, exdirector de Educación de Apple. Asimismo, estará presente el jefe de investigación de IBM, Fabio Gandour, quien nos dará una mirada fuera de la caja al futuro del saber y el impacto de la tecnología en la nueva era cognitiva. Él es uno de los investigadores más reconocidos del sistema Watson y la computación cognitiva y viene a mostrarnos cómo y por qué no debemos perder “el tren” de las tecnologías en la construcción, generación, distribución y preservación del conocimiento.

¿Cuál es el nivel de involucramiento del nuevo gobierno con el sector educativo?  ¿Cómo se está desarrollando el Plan 2016-2021?

El ministro Jaime Saavedra fue ratificado en su cargo y tiene en cuenta que la educación es un tema crítico, y  que debemos de trabajar con premura. Lo hemos invitado para conocer cuál es el Plan del 2016-2021, cuáles son las nuevas metas, los indicadores para obtener resultados de impacto. La última sesión de la CADE por la Educación trae una novedad, ya que participarán otros ministros de Estado para dar a conocer cómo cada uno de sus sectores contribuirá con la mejora de la educación. Con ello, buscamos un abordaje intersectorial en educación que promueva una gestión eficiente, alineada y de mayor impacto para hacerla viable.