Foto: Andina.
Antes de someter a voto la entrega de la confianza al gabinete de Peruanos por el Kambio, los parlamentarios de la bancada de Fuerza Popular exigieron al presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, revelar las condiciones en las que la gestión Humala dejó al Estado peruano. La insistencia en el tema en cada una de las intervenciones de los legisladores de la citada bancada llegaron a parecer un condicionamiento.

Fue así que tras un debate que se prolongó por casi dos días, tanto el premier como algunos ministros expusieron un breve diagnóstico de la situación de su sector. Alfredo Thorne, titular de Economía y Finanzas, aseguró que ha heredado “una situación preocupante” en su portafolio.

El déficit fiscal llegó al 3,3% del Producto Bruto Interno (PBI) en los últimos doce meses, es decir, a julio del 2016 cuando el Gobierno saliente se habría comprometido a que el déficit llegaría al 2,5%, habiendo además heredado un superávit de 2,2% en el 2011. La deuda pública llegaría al 25% del PBI el 2016 mientras que la deuda neta a 9,6% después de haber sido 22,1% y 8,6%, respectivamente el 2011”, indicó.

Según detalló ante el pleno del Parlamento, existen dos tipos de compromisos fiscales, que no son una deuda adicional, y que se vienen atendiendo con el presupuesto anualmente, uno es producto de los compromisos de las Asociaciones Público Privadas (APP) y el cofinanciamiento de la deuda pública.

El cofinanciamiento de la deuda pública llega 3,1% del PBI dentro del margen que este Congreso nos ha otorgado de cerca de 12% y el otro es producto del déficit actuarial pensionario que asume el tesoro público y que llega al 29% del PBI. Estos no son deuda pública y están considerados dentro del presupuesto anualmente”, finalizó.