Foto: Andina.
El menor ritmo al que crece la economía nacional, impulsada por sectores que no son tan intensivos en el requerimiento de mano de obra, continúa afectando a la evolución del empleo. De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei), actualmente en Lima Metropolitana 360.300 personas buscan trabajo activamente, mientras que la tasa de desempleo en la capital se ubicó en 7,1% en los meses de mayo, junio y julio, ligeramente por encima del 6,4% registrado el mismo periodo del año pasado.

Del total de desempleados, el 51,1% (184.500) son hombres y el 48,9% (176.800) son mujeres. De esta forma, la tasa de desempleo femenino se ubicó en 7,7%, superior al rango de 6,6% registrado en el grupo de varones.



El ente estadístico también reportó que, en el citado trimestre, se generaron 54.600 nuevos puestos de trabajo, con lo que el porcentaje de la población ocupada en Lima aumentó 1,2%. Fueron las ramas de Servicios (5,3%) y Construcción (3,0%) las que impulsaron la demanda laboral. 

En tanto, la contratación disminuyó en los rubros Comercio (-5,6%) y Manufactura (-5,6%).
 
Por su parte, el jefe del Inei, Aníbal Sánchez, informó que durante mayo, junio y julio, la población ocupada con educación superior universitaria se incrementó en 9,7%. La demanda se concentró principalmente en mujeres con profesiones vinculadas a las Ciencias de la Salud, Derecho, Ciencias Económicas y Administrativas, entre otras.