Foto: Andina.
En la segunda parada de la gira que ha iniciado por el interior del país, Pedro Pablo Kuczynski llegó a Madre de Dios para reunirse con los mineros artesanales con el fin de buscar soluciones a la problemática que esta actividad ha originado de la región.

El jefe de Estado llegó acompañado de los ministros Cayetana Aljovín (Inclusión Social y Desarrollo), Edmer Trujillo (Vivienda), José Manuel Hernández (Agricultura), Patricia García (Salud), Gonzalo Tamayo (Energía y Minas) y Elsa Galarza (Ambiente). Esta vez no viajó el premier, Fernando Zavala, quien el lunes formó parte de la delegación que estuvo en Puno. 

Por la región, participó el gobernador, Luis Otsuka, y dirigentes mineros de diversas asociaciones y comunidades de las provincias y distritos que  forman parte del corredor minero de la región y quienes además están en proceso de formalización.

En el lugar, Kuczynski prometió “no recurrir a la violencia ni realizar nada forzoso”. “Hemos venido a iniciar diálogo, a escuchar”, anotó. 

La minería es la actividad más importante de la zona, da empleo a la mayor parte de la Población Económica Activa (PEA) y representa un poco más del 40% de su Producto Bruto Interno (PBI), según información del Banco Central de Reserva (BCR). Y estas son solo ifras de la minería formal. La ilegal, que viene arrasando con zonas protegidas como la Reserva Nacional de Tambopata, tiene un mayor impacto tanto en la economía de la región como el ambiente.

Formaremos un grupo de trabajo con los ministros relevantes y representantes relevantes para ver cómo solucionamos estos temas. Lo que sugiero es que entendamos primero cuál es el problema”, dijo esta mañana el mandatario.

En mayo de este año, el Poder Ejecutivo declaró en emergencia a 11 distritos de Madre de Dios por el nivel de contaminación con mercurio que habían alcanzado como consecuencia de la minería artesanal. La medida fue suscrita por 60 días y abarcó a Tampopata, Inambari, Las Piedras y Laberinto, en la provincia de Tambopata;  así como Fitzcarrald, Manu, Madre de Dios y Huepetuhe, en la provincia de Manu; e Iñapari, Iberia y Tahuamanu, en la provincia de Tahuamanu.