Foto: Andina.
Está de moda y no solamente entre los adictos a los juegos virtuales. Mientras miles de ciudadanos de todo el mundo hablan sobre las bondades y peligros de Pokémon Go -la aplicación desarrollada por la start up estadounidense Niantic-, los inversionistas hacen cálculos económicos de este fenómeno. Así, se ha determinado que en su primer mes de lanzado facturó US$ 200 millones a través de App Store y Google Play, según la consultora Sensor Tower.

Y eso no es todo, la empresa de inversión Macquarie proyecta que podría llegar a los US$ 3.990 millones anuales. Así, superaría a famosos juegos como Clash of Clans o Candy Crush.

Gracias a esta popularidad que vemos todo los días, el juego ha recaudado casi el doble de ingresos durante su primer mes de vida que otro muy conocido como es Clash Royale, otra las grandes estrellas del año en este sentido. Otro famoso, Candy Crush Soda, logró cuatro veces menos de ingresos durante sus primeros 30 días de disponibilidad.

Este boom también ha favorecido a Nintendo, cuyas acciones cerraron este lunes en la Bolsa de Tokio con un 48% por encima del valor registrado antes del lanzamiento del juego, con lo que ha duplicado su capitalización en US$ 9.600 millones.