Foto: La República.
El Ministerio Público está evaluando los informes periodísticos que reportan las extrañas fusiones y reconocimientos de deuda que permitieron la alianza de Almacenes Limasa -el negocio almacenero de Hiro y Kenji Fujimori- con la trasnacional japonesa Sankyo, así como la construcción de Alinsa, un almacén en Villa El Salvador, que operó por menos de un año, pese a la fuerte inversión que representó, informó este martes el diario La República.



Los fiscales van a recabar información de registros públicos para determinar si existen indicios de la comisión de un delito por investigar, además de quiénes podrían los responsables. En esta parte de la pesquisa, se tomará en cuenta la información difundida en prensa, detalla la citada publicación.

De acuerdo con el valor de lo hallado preliminarmente, se decidirá qué fiscalía investigará el caso. Si es lavado de activos -al sospecharse que una probable repatriación al país de los dineros obtenidos ilicitamente por el expresidente Alberto Fujimori- la investigación estaría en manos de una fiscalía común o de las especializadas.

En las últimas semanas, Poder.pe y la República revelaron las extrañas movidas en los negocios de los hijos del expresidente Alberto Fujimori, hoy preso por delitos de corrupción y crímenes contra los derechos humanos. Las investigaciones no solo alcanzan a Hiro, Kenji y Sachie. También involucran al esposo de esta última, el ciudadano alemán, Mark Koening; así como a Mark Vito Villanella, esposo de la excandidata presidencial Keiko Fujimori, y al congresista electo Miguel Ángel Torres.