Foto: Andina.
Esta tarde, en una de sus frecuentes comparecencias ante los periodistas que hacen guardia en la puerta de su domicilio, en San Isidro, el virtual presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, confirmó el inicio del diálogo con la lideresa de Frente Amplio, Verónika Mendoza, cuya bancada será la segunda fuerza política más importante en el Congreso.

“Hemos hablado por teléfono, fue muy cordial”, comentó el líder de Peruanos por el Kambio (PPK), luego de sostener una reunión con los representantes de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR) y la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE).

Previamente, Mendoza detalló que este miércoles sostendrá una reunión con los militantes de su partido, entre ellos, los congresistas electos, para definir los temas de agenda que plantearán al nuevo gobierno. La lucha frontal contra la corrupción, la defensa de los trabajadores y el impulso de la diversificación productiva serán algunos de los puntos a tratar, adelantó.

“Visitaremos pronto a PPK. Expondremos al país cuales son nuestras propuestas fundamentales y se las llevaremos para buscar algún consenso, siempre pensando en el país”, afirmó la excandidata presidencial en entrevista con Diario Uno.
En el último tramo de la segunda vuelta, el apoyo de Frente Amplio fue crucial para que Peruanos por el Kambio ganara las elecciones presidenciales. 

La lideresa de la agrupación llamó a marcar PPK para evitar el retorno de la corrupción y rechazar al narcoestado, en referencia al fujimorismo, pese a que durante la campaña electoral de la primera vuelta, Kuczynski afirmó que Verónika Mendoza “no ha hecho nada en su perra vida”.

Por su parte, diferentes voceros del fujimorismo insistieron este martes en que no habrá acercamiento entre Fuerza Popular y PPK mientras el virtual jefe de Estado no le “pida perdón” a Keiko Fujimori por las pullas intercambiadas durante la campaña.