Foto: Andina.
La tensa espera terminó. El líder de Peruanos por el Kambio (PPK), Pedro Pablo Kuczynski, es el presidente de la República para el periodo 2016 – 2021, tras vencer por una apretada diferencia en las urnas a su contrincante, Keiko Fujimori, la hija del exmandatario Alberto Fujimori, en su segundo intento por llegar a Palacio de Gobierno.

El anuncio oficial lo hizo esta tarde la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe) que, en conferencia de prensa, informó que al 100% de la contabilidad de los votos, PPK obtuvo el 50,12% al sumar 8'583.069 votos, mientras que la lideresa de Fuerza Popular alcanzó el 49,88% con 8'541.105 votos. 


Ya desde el martes, cuando el conteo superaba el 95% y PPK mantenía el primer lugar por un ligero margen, entidades como Ipsos, la asociación civil Transparencia, así como expertos indicaban que estadísticamente no era factible que los resultados se revirtieran. Pese a ello, el bando contrario no admitía la derrota. Incluso hoy, tras el anuncio de la Onpe, voceros del fujimorismo como Pedro Spadaro y Luz Salgado aún aseguran que hay actas impugnadas por resolver. 

Esta actitud en Fuerza Popular llevó a que Peruanos Por el Kambio postergara una conferencia, anunciada para el mediodía, donde se esperaba que Kuczynski se pronunciara sobre los resultados que en ese momento -al 99,99% de la contabilidad de los votos- lo daban como ganador.

Finalmente, a las cuatro de la tarde y minutos después de que la Onpe diera a conocer el resultado final, el economista y exministro de Estado, se animó a dar sus primeras palabras a la prensa. “Hay que trabajar un montón, gracias por todo”, dijo.

Posteriormente, desde su local de campaña, la llamada 'ppkasa', Kuczynski, acompañado de su esposa Nancy Lange y de sus vicepresidentes electos, Mercedes Aráoz y Martín Vizcarra, dirigió un breve discurso, en el que primó el pedido al diálogo:

“Tomamos este virtual veredicto con mucha modestia, el Perú tiene muchos retos, queremos un país unido, conciliado, donde haya diálogo y sobre todo trabajo continuo… No confundamos el diálogo con la debilidad, vamos a trabajar por todos los peruanos”, sostuvo.

“Mi mejor voluntad es para dialogar. Somos un solo país, no una división entre sur y norte, entre sierra y costa, y tenemos que trabajar con una sola visión. Perú es un país grande de corazón y de alma, voy a estar ahí, para trabajar con todos ustedes, para que en el bicentenario el Perú sea un país renovado”, agregó.

El presidente Ollanta Humala y la presidente de Chile, Michelle Bachelet, fueron los primeros mandatarios de la región en saludar a PPK por su triunfo. 




Luego hicieron lo mismo el jefe de Estado de Colombia, Juan Manuel Santos, y sus homólogos de Argentina, Mauricio Macri, y de México, Enrique Peña Nieto.