Foto: Andina.
El Pleno del Congreso insistirá este jueves en la aprobación del proyecto de ley que permite destinar hasta el 25% del fondo acumulado en una AFP a un crédito hipotecario, pese a que el Poder Ejecutivo lo observó, recientemente, por considerarlo antitécnico e inconstitucional. El anuncio lo hizo esta mañana el presidente del Congreso, Luis Iberico.

“Al parecer la mayoría va por la insistencia. Si es así, se puede hacer un esfuerzo para que este jueves se exonere (el dictamen) del plazo de publicación y se vote, ya sea por su aprobación o por el allanamiento a los cuestionamientos planteados (por el gabinete Humala)”, dijo el legislador.

Por lo pronto, el congresista Jaime Delgado adelantó que la discusión de la iniciativa, en la Comisión de Economía del Parlamento, ya está agendada para este miércoles. “Y si es posible, al siguiente día la trataremos en el Pleno para aprobarla por insistencia” agregó.

En el Congreso, hay premura por sacar adelante la norma ante la cercanía del final de la legislatura. Recién el pasado viernes, el Ejecutivo, que ya había adelantado su posición, notificó formalmente sus observaciones a la polémica propuesta. 


LOS ARGUMENTOS DEL EJECUTIVO
En el caso de la posibilidad de destinar hasta el 25% de lo ahorrado para la jubilación a la cuota inicial de una vivienda o a la amortización de un crédito hipotecario, el Gobierno considera que se afectará la rentabilidad de los fondos y con ello se recortará la expectativa de pensión, pues las AFP tendrán que buscar activos más líquidos para invertir ante la posibilidad de un retiro de dinero en cualquier momento y, justamente, los activos más líquidos tienen un retorno menor.

A esto hay que sumarle el riesgo moral que se estaría generando al incentivar a los bancos, financieras, cajas y demás instituciones a relajar el nivel de exigencia para dar préstamos hipotecarios fijándose solo en si el afiliado tiene para la cuota inicial. “Se podría provocar luego una crisis en el sistema financiero”, advirtió el Ejecutivo.

Sobre la posibilidad de permitir el retiro del 95,5% de lo acumulado en el fondo a quienes se jubilaron anticipadamente, o los que se acogieron al retiro programado, el Gobierno sostuvo que se estarían trasladando los riesgos de longevidad y de retorno a los afiliados.

Finalmente, reiteró que se está afectando la intangibilidad de los fondos de pensiones, es decir, el derecho de las personas a la seguridad social, consagrado en la Constitución.