Foto: Andina.
Tras la investigación periodística que reveló que la Agencia para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) le sigue los pasos a Joaquín Ramírez por sus supuestos vínculos con una red de lavado de dinero de un capo de la droga peruano, los principales líderes del fujimorismo han salido al frente no solo para minimizar la denuncia sino también el nivel de participación del legislador en el financiamiento de las campañas electorales de la agrupación.


El martes, durante una actividad proselitista en Puno, la candidata presidencial Keiko Fujimori, aseguró que la contribución de Ramírez -quien también es secretario general de Fuerza Popular- es “económicamente muy poca” e incluso aseguró que “ni él ni ninguno de sus familiares” figuran en la la lista de aportantes. No fue la única. José Chlimper, candidato a la vicepresidencia, refirió que el cuestionado legislador ha entregado apenas “un pequeña cantidad”.

Sin embargo, Joaquín Ramírez es uno de los principales aportantes individuales del partido fundado por los Fujimori, según el portal Ojo Público. Ha contribuido con un total de S/ 317.264,70, que aparecen registrados en las últimas dos campañas electorales, entre desembolsos personales y mediante sus empresas.

Así, en los comicios del 2011, Ramírez entregó a título personal S/125,000 en efectivo, que figuran como aportes de campaña (es decir, los realizados durante los cinco meses previos a las elecciones). Y en la presente elección, el desembolso que ha declarado a la ONPE apenas suma S/ 1,995.34. A este monto falta agregarle sus aportes periódicos por un total de S/54,536.55 entre el 2011 y el 2015.


TAMBIÉN SUS EMPRESAS
Al mismo tiempo, dos de las 11 empresas del secretario general de Fuerza Popular aportaron en especies (por concepto de valor de alquiler) un total de S/ 135,732.71 a la actual campaña de los herederos del expresidente de Alberto Fujimori, hoy preso de delitos de corrupción y violación. 

El mayor desembolso provino de Lima Ingeniería Construcción S.A.C., que cedió un local en La Molina por S/ 76,659.35. En tanto, Mondreu S.A.C. aportó S/ 59,073.36 al ceder el inmueble que hoy es el centro de operaciones de Fuerza Popular, en la Avenida Arequipa. 

TAMBIÉN SU FAMILIA
El hermano de Joaquín Ramírez, Osías Ramírez Gamarra, congresista electo por Cajamarca, también aparece entre los aportantes de la campaña fujimorista con un total de S/34.292 a título personal. La mayor parte de esta donación (S/ 30,000) fue entregada para las Elecciones Municipales del 2014. Para los actuales comicios, ha entregado S/ 4,292.50.

Adicionalmente,  una de sus empresas, Compañía General de Combustibles S.A.C., contribuyó en el 2011 en especie con S/.84,232 por el valor de alquiler de un local cedido a la campaña de Fuerza Popular.

De acuerdo con Ojo Público, si se suma lo aportado por los dos hermanos Ramírez y sus empresas a las dos campañas de Keiko Fujimori, se tiene un total de S/. 435.939,20, cantidad mucho mayor a los S/222 mil aportados por el integrante de la plancha presidencial José Chlimper o los S/200 mil donados por la empresa offshore LVF Liberty Institute, principales financistas de la campaña actual de Keiko Fujimori.