Joaquín Ramírez en Miami, en el 2013, cuando fue fotografiado por la DEA como parte de una operación encubierta (foto: Univisión).
La pesquisa que la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) sigue a Joaquín Ramírez, uno de los principales financistas de la campaña de Keiko Fujimori, por presunto lavado de activos, en realidad busca llegar a uno de los mayores capos de la droga en el Perú, Miguel Arévalo Ramírez (51), alias 'Eteco'.


De acuerdo con un informe difundido este martes por el portal Ojo Público y el diario La República, la agencia antinarcóticos estadounidense le sigue el rastro al narcotraficante peruano desde el año 2011 por supuestamente liderar una gigantesca red clandestina de lavado de dinero proveniente de las drogas en Lima, Miami y diferentes países de Centroamérica.

En dicha red aparecen involucrados Fidel Ramírez Prado (rector de la Universidad Alas Peruanas-UAP) y su sobrino Joaquín Ramírez Gamarra, actual congresista y secretario general de Fuerza Popular, partido fundado por los Fujimori para participar del proceso de elecciones.

El caso fue bautizado con el nombre de: “Operation Untouchables: The Arévalo Drug Trafficking Organization” ("Operación Intocables: La organización de narcotráfico de Arévalo") porque Arévalo Ramírez logró el archivamiento de diferentes investigaciones penales por lavado de dinero del narcotráfico en el Perú. Actualmente, él reside en Miami e ingresa a nuestro país sin ningún problema legal.


EL CASO 'ETECO'
La historia de Arévalo Ramírez, nacido en Tocache el 29 de setiembre de 1964, empezó en la década de los 80 en el Alto Huallaga, época en la que las regiones de Huánuco y San Martín eran zonas declaradas bajo emergencia por el Estado debido al violento enfrentamiento entre la organización terrorista Sendero Luminoso, el Ejército Peruano y las firmas del narcotráfico locales que utilizaban la llamada carretera marginal de la selva como pista de despegue de avionetas para transportar cientos de kilos de cocaína a los cárteles de Colombia.

Sus nexos se extendieron a Miami en los años 90 y alcanzaron su punto máximo a inicios del 2000 cuando su organización creó una aerolínea comercial llamada Atlantic Airlines, con sede en Nicaragua y con filiales en diferentes países de Centroamérica y el Caribe.

Según los testimonios de informantes de la DEA y la Dirandro, que se involucró en la investigación en el 2012, Arévalo es parte de la última promoción de narcotraficantes del valle cocalero que creció bajo la sombra y dominio de los cárteles de Cali y Medellín. Una generación que tiene entre sus máximos exponentes a Fernando Zevallos ‘Lunarejo’ (quien purga una condena de 25 años de prisión), Jorge Chávez Montoya ‘Polaco’ (extraditado a Miami) y Demetrio Chávez Peñaherrera 'Vaticano' (liberado este año luego de permanecer 22 años en cárcel).

INVOLUCRAN A LOS RAMÍREZ
En el 2014, dos años después de iniciada la indagación sobre el capo peruano, las operaciones de la DEA alcanzan a Joaquín Ramírez (45), quien ya era investigado en el Ministerio Público por otro caso de lavado de dinero a raíz de la millonaria fortuna de origen incierto que ha acumulado en los últimos años.

Ramírez es hermano de Osías Ramírez (39), congresista electo por el partido de Fujimori, y sobrino de Fidel Ramírez Prado, dueño de Alas Peruanas y de un millonario patrimonio, que incluye compañías en los sectores educación y aerocomercial en Lima y Florida.

OTRAS INVESTIGACIONES
En su edición de este martes, el diario El Comercio reveló que el Ministerio Público ha solicitado formalmente a la DEA que le brinde información sobre la investigación que sigue al secretario general de Fuerza Popular. Sin embargo, este no es el único caso por el que las finanzas del legislador fujimorista están bajo la lupa.

En el 2014, la Procuradoría de Lavado de Activos denunció a Ramírez Gamarra por poseer “un inmenso patrimonio inmobiliario al que se suman millonarias versiones y acciones” que no guardarían relación con sus ingresos. En el 2012, la comunidad campesina de Chepén, en la región La Libertad, lo denunció por haber falsificado un certificado de posesión de tierras de esta organización. Actualmente, la fiscalía local investiga el tema.

En febrero de este año, la ONPE detectó que el partido fujimorista omitió declarar ante dicha entidad dos de los locales de la agrupación, los cuales son justamente propiedad de Ramírez. 

También ha sido incluido en las indagaciones por el caso Manuel Burga, las cuales buscan determinar si el legislador formó parte de una presunta red delictiva encabezada por el expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF). Cabe recordar que Ramírez fue presidente del club Universidad Técnica de Cajamarca.