El Ministerio de la Producción (Produce) fijó para todo el litoral peruano un máximo de 120 toneladas como cuota máxima de captura permisible del bacalao de profundidad (dissostichus eleginoides), con el propósito de promover la pesca responsable y contribuir a su aprovechamiento en forma sostenible.

La medida, que fue establecida mediante la Resolución Ministerial N° 151-2016-Produce, se adoptó tras las recomendaciones del Instituto del Mar del Perú (Imarpe) y es dirigida a los pescadores de menor escala que están autorizados para hacer actividad extractiva de ese recurso marino.

De esta manera, Produce intenta recuperar los índices de la abundancia y biomasa del bacalao de profundidad, que están por debajo del máximo rendimiento sostenible. Una vez alcanzada la cuota, el sector dará por concluidas las actividades extractivas y quienes incumplan la medida serán sancionados, por ejemplo, con el decomiso del bacalao, la suspensión del permiso de pesca por 30 días y una multa equivalente a unidades impositivas tributarias.

Hay que resaltar que desde el 2004, el Perú no contaba con una cuota anual establecida, pues no era obligatorio.