Sede de Mossack Fonseca en San Isidro, Lima (FOTO: ANDINA).
Una nueva pesquisa, esta vez a cargo de IDL Reporteros y Convoca.pe, revela los nexos de más de 100 peruanos con el bufete panameño Mossack Fonseca, su más de 250 conexiones con paraísos fiscales y un centenar de empresas offshore. Entre los identificados figuran empresarios como Erasmo Wong, la excandidata a la alcaldía de San Isidro Madeleine Osterling, la periodista Magaly Medina, el exembajador Luis Reynaga, entre otros.


En la lista hay, además, personas que han ocupado cargos en alguna entidad estatal o desde el ámbito privado han realizado transacciones relacionadas con recursos públicos, o cuyas actividades tienen un efecto significativo en la vida de los ciudadanos. También hay involucrados en procesos de investigación en la Policía, el Ministerio Público o el Poder Judicial.

Políticos y al menos 11 grupos familiares empresariales -desde aquellos que pertenecen a conglomerados económicos influyentes hasta familias emergentes cuyas empresas hacen negocios con el Estado peruano- destacan entre los que usaron los servicios del bufete panameño.
 
La mayoría llegó a Mossack Fonseca mediante los llamados “clientes”, aquellos que sirvieron de nexo con la firma panameña, y que suman al menos una veintena. En esta relación aparecen registrados conocidos estudios de abogados limeños como Pinkas Flint; Echecopar; Benites, Forno & Ugaz; Muñiz; Rodrigo, Elías & Medrano, Flores-Aráoz, entre otros, precisan Convoca.pe e IDL Reporteros.

Las familias Letts, dueños de la mina Volcan ubicada en Yauli-Junín, y Gubbins, propietarios de la mina Casapalca, ubicada en Huarochiri figuran entre los que recurrieron a los servicios de Mossack Fonseca. En el primer caso se trata de la primera productora de zinc en el Perú y América Latina, y la cuarta productora de plata en el mundo, la cual aparece relacionada de manera directa a dos empresas offshore hasta hoy desconocidas, y al mismo tiempo sus accionistas tienen vínculos con otro grupo de compañías constituidas por Mossack Fonseca. Entre ellos, el vicepresidente de la empresa, José Ignacio de Romaña Letts, y su madre Irene Letts Colmenares de Romaña.

Aquí cabe mencionar el caso de la abogada Madeleine Osterling Letts, miembro del estudio Osterling Abogados, accionista y directora de la minera Volcan, excandidata a la alcaldía de San Isidro por el partido fujimorista Fuerza Popular y aportante de la misma agrupación política liderada por Keiko Fujimori, quien aparece como apoderada de la offshore Skyhill Group Assets INC.

En tanto, en la minera Casapalca -que tiene denuncias por no respetar los derechos laborales de sus trabajadores- sus dueños, los Gubbins, aparecen en los Panama Papers por lo menos con cinco offshore.

En el sector agroindustrial, figuran personajes vinculados a importantes empresas azucareras: Paramonga, El Ingenio y Andahuasi, en el norte chico; y Agro Pucalá en Chiclayo. ¿Los personajes? Los cinco hermanos Wong Lu Vega, que aparecen vinculados a dos offshore, y Ernesto Flores Vílchez, a quien se relaciona con siete de este firmas.

Otro grupo familiar importante, esta vez del sector financiero, es la familia Wiese Moreyra, cuyos miembros figuran asociados al menos a cuatro sociedades offshore. Los hermanos Noriega Bentín (Catalina Esther, Ricardo, Jaime y Jan Marco) también están relacionados con Mossack Fonseca. Ellos forman parte del grupo familiar vinculado a Ricardo Bentín Mujica y Esther Grande de Bentín, fundadores del Club Sporting Cristal y quienes adquirieron junto con otros empresarios peruanos la Cervecería Backus y Jhonston, convertida hoy en la Unión de Cervecerías Peruanas Backus y Johnston, que está en manos del grupo multinacional de cervecerías SABMiller.

Convoca.pe resalta además los casos de empresarios que han constituido empresas offshore al mismo tiempo que incrementaron sus contrataciones millonarias con el Estado. Este es el caso de la familia Olórtegui, dueña de compañías que han abastecido de medicamentos a 25 gobiernos regionales del país y al Ministerio de Salud.

Entre los exfuncionarios públicos aparecen dos nombres vinculados a Venezuela: Francisco Pardo Mesones, excongresista y exdirector del Banco Central de Reserva; y Luis Raygada Souza, ex embajador de Perú en Venezuela durante el presente gobierno.  

Pardo Mesones se asoció con un alto funcionario de la imprenta federal alemana, Bundesdruckerei, para adquirir la offshore Billingsley Global Corp (Panamá) y recibir a través de ella comisiones irregulares provenientes de contrataciones de la entidad alemana con el gobierno de Venezuela. 

Raygada, a su turno, configuró un esquema empresarial con presencia en Perú, Venezuela y República Dominicana, encabezado por la offshore panameña Entelin International Holding, que luego pasó a financiar a Entelin Perú, firma que contrató con el Estado por más de 550 mil soles, mientras su titular era embajador y tenía participación minoritaria en la offshore.

Otro exfuncionario que aparece en la lista es José Luis Castañeda Neyra, quien ocupó cerca de quince puestos claves durante los dos gobiernos de Alan García mientras mantenía vínculos con empresas que tenían contratos millonarios con el Estado. Fue la mano derecha de Jorge del Castillo, hoy virtual congresista y ex presidente del Consejo de Ministros durante el segundo gobierno de Alan García. El abogado Castañeda Neyra aparece vinculado a la offshore Tamarit Engineering Ltd, dos meses después de dejar su puesto de secretario general del ministerio de Vivienda, en medio de un grave conflicto de interés por contratos con instituciones públicas de las compañías que representaba.

Finalmente, hay nombres conocidos de la televisión peruana. Al de Nicolás Lúcar, de Frecuencia Latina, se suman otros dos relacionados con el mismo canal: el empresario Baruch Ivcher, quien fue propietario de Frecuencia Latina hasta 2012, y la conductora de televisión Magaly Medina. Ivcher aparece como accionista único con 50 mil acciones de la empresa offshore Hazelville Holdings Group Corp mientras que Medina figura como dueña de la offshore Florida Studios Inc.