Foto: Andina.
La nueva ley de AFP, aprobada la noche del jueves por el Pleno del Parlamento, volvió a generar cuestionamientos por parte del Poder Ejecutivo. El presidente del Consejo de Ministros (PCM), Pedro Cateriano, consideró que la iniciativa -que amplía la disponibilidad del fondo a los actuales pensionistas, así como al uso del 25% para vivienda- desnaturaliza al sistema privado de pensiones.

“Loable que el Congreso promueva el acceso a vivienda propia, pero las AFP se crearon para pagar pensiones, y no para pagar créditos hipotecarios”, dijo el funcionario mediante su cuenta en la red social Twitter. Agregó que “es peligroso para un país carecer de un sistema pensionario”.



Cateriano no fue el único en pronunciarse en contra de los cambios planteados. Horas antes de que inicie el Pleno de ayer, el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Alonso Segura, envió una misiva al presidente de la Comisión de Economía del Legislativo, Modesto Julca, en la que le advertía que las nuevas facilidades propuestas “tendrían un efecto negativo sobre la cobertura previsional de miles de afiliados en el sistema de las AFP, aumentando su probabilidad de caer en el riesgo de pobreza en la vejez”.

Esto debido a que se tenía previsto que los congresistas voten una norma solo para precisar la cobertura en Essalud de los afiliados que se acojan a Ley que permite el retiro del 95,5% de lo acumulado en el fondo de las AFP a partir de los 65 años de edad.

“Nosotros entendíamos que el objetivo de este texto sustitutorio era subsanar la grave omisión incurrida por el Congreso, al aprobar por insistencia la autógrafa que dio origen a la Ley 30425, dejando sin cobertura de Essalud a aquellos afiliados que optaran por retirar el 95,5% de su CCI. En nuestra opinión, a fin de no generar mayores distorsiones al sistema previsional en el país, la actual propuesta legislativa (finalmente aprobada ayer) debe limitarse a subsanar dicha omisión”, indicó el oficio.