Foto: Andina.
A pocos meses del cambio de gobierno, en el Congreso se pretenden introducir nuevas modificaciones en el sistema privado de pensiones. Ayer, se esperaba que la Comisión de Economía emitiera un proyecto de ley solo para precisar que el 4,5% restante del fondo que retiraran aquellos afiliados con más de 65 años sea derivado a Essalud, sin embargo los legisladores plantearon nuevas alternativas.

1. CUOTA INICIAL PARA VIVIENDA

La Ley que permite la libre disponibilidad del 95,5% de lo acumulado en la Cuenta de Capitalización Individual (CCI) a los afiliados a partir de los 65 años, promulgada el pasado 21 de abril, crea la posibilidad de que los aportantes a las AFP -de cualquier edad- usen el 25% de lo ahorrado en su fondo como garantía de la cuota inicial de un crédito hipotecario.

Sin embargo, el miércoles los legisladores del citado grupo de trabajo decidieron ir más allá y ahora plantean que todos los trabajadores que han encargado su jubilación a una AFP tengan la posibilidad de disponer del 25% de lo que hayan acumulado para destinarlo directamente a la cuota inicial de su primer crédito para vivienda, ya no solo como garantía.


2. MÁS ACCEDERÍAN A LIBRE DISPONIBILIDAD

Además de los afiliados desde los 65 años de edad, podrán solicitar la liberación del 95,5% de lo acumulado en una AFP quienes se acojan al Régimen de Jubilación Anticipada por Desempleo (REJA), así su pensión estimada resulte o no igual o mayor a una remuneración mínima vital (que antes era un requisito para acogerse al citado régimen).

También podrán retirar casi la totalidad de su fondo, los actuales jubilados que tengan como pensión un retiro programado.

Se tiene previsto que esta iniciativa sea debatida este jueves por el Pleno del Parlamento. La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) dispuso recientemente que el retiro de los fondos a los que optaran por acceder al 95,5% de lo acumulado en su CCI se iniciaría el 16 de mayo, pero la inclusión de nuevos beneficiarios a esta modalidad podría cambiar el procedimiento. Va a depender de si el Congreso finalmente aprueba la nueva propuesta y el Ejecutivo la promulga.