“Ahora es el mejor momento para impulsar la diversificación productiva", dijo Rodrik.
El economista y profesor de la Universidad de Harvard, Dani Rodrik, se cuida mucho de no opinar sobre asuntos que no conoce a profundidad. “Preferiría no pronunciarme sobre este tema”, dijo en más de una ocasión cuando fue abordado, luego de su exposición en el Foro Quo Vadis, organizado por la Cámara de Comercio de Lima (CCL), por medios que le preguntaban en torno a puntos específicos de la política y economía internas. Sin embargo, no le es ajeno el buen desempeño macroeconómico del Perú, pues este ha destacado a nivel internacional a pesar de la desaceleración económica y el contexto global desfavorable.

“Lograr un crecimiento de 3% o 4% es impresionante”, dijo Rodrik sobre la economía peruana, “no hay que menospreciarlo, ya que eso duplica la tasa de crecimiento actual de muchos países desarrollados”. Asimismo, el economista destacó la fortaleza de las instituciones destinadas a velar por la buena salud de la economía peruana, como el Banco Central de Reserva (BCRP) o la Sunat. Pero a la vez criticó que las instituciones educativas o las encargadas del sector salud no hayan seguido la misma tendencia.

Rodrik también puso énfasis en la importancia de la diversificación productiva en países exportadores como el Perú. “Ahora es el mejor momento para impulsar este tipo de reformas pues la caída de los precios de los commodities y el tipo de cambio competitivo facilitan el ingreso de inversiones no mineras”, afirmó. “Las materias primas no pueden ser tomadas como el único motor de desarrollo de un país”. 

Sobre esto último y otros temas, Dani Rodrik conversó con PODER. Aquí sus principales reflexiones.

¿Cuáles son los puntos claves a tomar en cuenta para desarrollar un buen proceso de diversificación productiva?
En primer lugar debo decir que estas políticas están reapareciendo en varios países. Hubo un tiempo en que se pensaba que la diversificación podía ocurrir sin que el Estado se involucre. Sin embargo, en todos los lugares donde ha sido exitosa, el papel del gobierno ha sido crucial. De todas formas, hay que entender que estas políticas ya no deben seguir el patrón tradicional —que se vio en los países del sudeste asiático— donde el Estado intervenía mucho con reformas de arriba hacia abajo, apoyadas fuertemente en subsidios.

¿Qué esquema siguen hoy las políticas de diversificación?
Hoy existe una nueva generación de políticas de desarrollo productivo basadas en el diálogo y colaboración con el sector privado, y el objetivo de este diálogo es que el Estado encuentre oportunidades que no están siendo explotadas. Frente a estas oportunidades, la respuesta de los gobiernos pueden variar en función a los obstáculos con los que se tope para desarrollar sectores específicos: a veces basta algo tan simple como un cambio de zonificación y otras se requiere incluso modificaciones en el código tributario. Pero siempre ese necesario estar finamente sintonizado a lo que dicho diálogo produzca en términos de los actos que se necesitan del sector público.

Entonces el Estado debe tener un rol protagónico…
No se trata de crear políticas para escoger ganadores o crear “campeones nacionales”. Pero a veces hay suficientes motivos para que el gobierno haga apuestas estratégicas en ciertos sectores. No se trata de que el Estado asuma todos los riesgos y se gasten muchos recursos públicos. El sector privado también tiene que cargar con muchos de los riesgos. Pero el foco debe estar principalmente en la reducción de obstáculos para asegurar que las oportunidades que no están siendo aprovechadas finalmente puedan ser aprovechadas.

En Perú hemos firmado varios acuerdos comerciales. Hay quienes afirman que si un país depende mucho de las exportaciones puede limitar sus posibilidades de diversificación.
Considero que los acuerdos comerciales pueden ser útiles si es que el gobierno los escoge de manera estratégica para expandir su potencial productivo. Pero no puedes firmar un acuerdo comercial y asumir que solo ello  atraerá inversión extranjera y transformará la economía. Veamos el caso de México. Muchos pensaban que dentro el Tratado de Libre Comercio (NAFTA) era el país mejor posicionado para tomar ventaja de este acuerdo comercial dada su cercanía con los Estados Unidos. Sin embargo, el desempeño económico de México ha sido ha sido débil a pesar del NAFTA. 
Difícilmente se obtendrá transformación productiva si los acuerdos comerciales se usan como el principal instrumento para conseguirlo.

¿Cuáles son las recomendaciones que el Perú puede seguir para la diversificación productiva en comparación a lo que otros países han conseguido?
Perú debe construir su proceso de diversificación sobre su propia experiencia. Por ejemplo, es un país que ha tenido éxito con la agricultura no tradicionales. Lo indicado sería buscar y fomentar el mismo tipo de experimentación en otras partes de la economía también. Como dije, es mejor construir sobre algo que ya existe que tratar de crear un nuevo sistema desde cero.

En varios países desarrollados están apareciendo corrientes de corte autoritario o populista (campaña presidencial de Estados Unidos, algunos países europeos) ¿Cómo podría afectar esto países como el Perú?
La razón por la que esto ocurre hoy es que recién estamos entendiendo que el comercio y la globalización han contribuido a aumentar la desigualdad en los países desarrollados y los políticos tradicionales han negado esta realidad y dejaron el espacio abierto para que actores políticos, tanto de extrema izquierda como de extrema derecha, lo cubran con retóricas populistas. 
No creo que esto sea una amenaza importante para países como el Perú. Difícilmente estos discursos terminarán en un mayor proteccionismo en el caso, por ejemplo, de Estados Unidos. La retórica es más extrema de lo que serán las políticas que apliquen de llegar al poder. Así que el efecto en países exportadores no será significativo.