Foto: Andina.

Paralizado en el 2011 por protestas de la población, el proyecto minero Conga, ubicado en Cajamarca, ya no vería la luz pues actualmente es inviable tanto social como económicamente, admitió esta tarde el presidente de Buenaventura, Roque Benavides.

"Conga es un proyecto donde se ha invertido US$ 1.500 millones, se paralizó y no se ha podido continuar debido a que no es viable socialmente en este momento", comentó el ejecutivo en el marco de una conferencia sobre minería, realizada por la Cámara de Comercio Peruano Australiana.

El ejecutivo también precisó que la economía del yacimiento de oro y cobre se ha visto deteriorada por la caída de los precios de los minerales. “Hoy en día desarrollar Conga tampoco es que tenga una viabilidad económica y por lo tanto, tenía que ser considerado dentro de recursos”, anotó el ejecutivo a la agencia Reuters.

Desde su paralización, generada por la oposición de la población al plan de la minera que contemplaba el trasvase de cuatro lagunas para explotar oro, tanto Buenaventura como Newmont han tratado de acercarse a las comunidades de la zona, incluso con la construcción de reservorios para asegurar que sin las lagunas no se quedarían sin abastecimiento de agua, pero los pobladores que viven cerca al proyecto continúan oponiéndose a su puesta en marcha.

Conga es un proyecto controlado por la peruana Buenaventura y la minera estadounidense Newmont, sociedad que ya no considera las reservas del yacimiento como activos, precisó Benavides. Buenaventura además participa en la mina Yanacocha, también ubicada en Cajamarca.

“Yanacocha ha decidido retirar las reservas minerales que tenía y convertirlas en recursos, vale decir que no son viables en el corto plazo”, indicó el ejecutivo.