FOTO: ANDINA
Durante la inauguración de la XXXIII Conferencia Internacional para el Control de Drogas (IDEC 2016), el presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, anunció que en los últimos 5 años en el Perú se han erradicado 109.000 hectáreas de coca, lo que representa un record que ningún otro gobierno ha logrado en la historia.

Asimismo, destacó el trabajo realizado en la lucha contra el narcotráfico realizado por las Fuerza Armadas, la Policía Nacional del Perú y el papel de jueces y fiscales, que, afirma, ha permitido alcanzar “récords inimaginables” en la lucha contra el narcotráfico.

Si bien los logros exhibidos son destacados por Estados Unidos y organismos como las Naciones Unidas, hay especialistas que consideran obsoleto el indicador de hectáreas erradicadas. 

“La erradicación ya no es un indicador bueno porque hoy en una misma área puedes tener una o mil plantas. No solo eso: en algunas zonas del Vraem puedes llegar a tener hasta cinco cosechas. La misma cantidad de hoja seca se puede llevar a las pozas y ahí puedes pasarla dos veces. Hay tal mejora de rendimiento y productividad señalar como pilar de éxito es la hectárea erradicada, no sirve” dijo el ex presidente de DEVIDA, Ricardo Soberón, a PODER.

TRÁFICO E INCAUTACIÓN
Cateriano también señaló que a ley que permite el derribo de avionetas vinculadas al narcotráfico ha ocasionado una caída en el precio de la hoja de coca y ha propiciado, además, que el traslado de la droga emplee nuevas rutas, como el transporte fluvial y el traslado bajo la modalidad de hormigueo, lo cual demanda un permanente esfuerzo del gobierno y la cooperación internacional, añadió.

El ministro del Interior José Luis Pérez Guadalupe, explicó que hasta el año pasado aproximadamente un 50% de la droga que salía del país lo hacía a través de las avionetas. “Esta ley ha cambiado el panorama y hemos tomado mayores precauciones en los puertos. Había cuatro bandas que se dedicaban al “preñado” de contenedores. Hoy dos de estas ya están prácticamente desarticuladas y las otras dos están plenamente identificadas”, señaló.

Pérez Guadalupe también destacó logros de incautación. “En lo que va del año se ha incautado tres toneladas y media de droga en los puertos”, dijo.

Por su parte, Ricardo Soberón también criticó el enfoque centrado en el decomiso de droga. “El Informe Mundial de las Drogas dice que al año se producen en el mundo 1.100 toneladas métricas de cocaína aproximadamente. Y las policías del mundo incautan 700, con lo cual solo llegan 400 TM al mercado. Pero el narcotraficante empresario reacciona “cortando” la droga con la finalidad de volver al volumen inicial. Entonces, el impacto concreto sobre la actividad de compra venta de cocaína es nulo, por un simple movimiento de rebaja de calidad”.