Foto: Conservación Internacional.
Un proyecto implementado en San Martín determinó que la naturaleza aportó con S/ 191 millones a la región en el 2011, los cuales no fueron tomados en cuenta en la medición de su crecimiento económico. ¿Qué producto fue el que más contribuyó? La leña, que constituye más del 70% del volumen total de la madera usada. Y le siguió la provisión de agua, con una contribución que oscila entre los S/ 24 y S/ 26 millones.

¿Cómo llegaron a esa conclusión? Durante tres años, la organización Conservación Internacional implementó un piloto, en coordinación con el gobierno regional, el Ministerio del Ambiente y el Instituto Nacional de Estadística e Infórmatica (INEI). 

El objetivo, según explicó a PODER la experta de Conservación Internacional y magister en Economía de la Agricultura y Recursos Naturales, Ana María Rodriguez, fue demostrar que el enfoque tradicional de medir el Producto Bruto Interno (PBI) -que es el indicador del valor monetario de la producción de los bienes y servicios finales en un periodo determinado- no está considerando el aporte del capital natural. A continuación, un resumen de las conclusiones del proyecto:

La medición del PBI peruano no está considerando el aporte del capital natural, ¿por qué?
Es un objetivo del gobierno, pero no es un tema sencillo. El desarrollo solo de la cuenta en San Martín, por ejemplo, nos tomó tres años e implementar otra similar puede tomar el mismo tiempo. Sin embargo, en el mediano y largo plazo, la idea es contar con esta información para que tenga impacto en los indicadores macroeconómicos y sirva para la toma de decisiones políticas a nivel país.
¿Por qué considera importante incluir este indicador en la medición del crecimiento económico?
En tiempos de cambio climático, escasez de agua y derrames de petróleo, es necesario contabilizar los impactos de la actividad económica en el ambiente y cuánto pueden costar a la economía y a las poblaciones que sufren las consecuencias. Entonces, se vuelve imperativo mirar a la naturaleza y reconocer que esta tiene una importancia que debe ser medida.
¿Cómo va la adopción de esta metodología en otros países de la región?
Hay esfuerzos para adoptar las cuentas de Ecosistemas en Chile, Colombia y México, pero a nivel de Latinoamérica es Perú la nación que más ha avanzado. En el ámbito mundial, Indonesia y Filipinas también registran progresos, pero hasta ahora ningún país incluye en su PBI la medición de este tipo de aporte.
Si en el Perú, se tomará en cuenta la contribución de la naturaleza, ¿cómo nos iría?
Contemplado solo el aporte positivo, hemos podido ver que en el caso de la región San Martín hay S/ 191 millones adicionales. Y eso que apenas hemos considerado un grupo pequeño de servicios ecosistémicos. En todo el Perú, tomando cuenta que se trata del país que tiene el tercer bosque tropical más grande, así como abundante riqueza en biodiversidad, probablemente la contribución de lo que llamamos el sector Ecosistemas al PBI sea similar a la del sector Agricultura o incluso superior. 
¿Cuáles son las conclusiones de la aplicación de esta metodología en San Martín?
Cuando se consideró el aporte del sector Ecosistemas a la actividad productiva, se encontró que es el octavo sector más importante en cuanto al valor bruto de la producción de la región. Así, al evaluar a cada uno de los servicios ecosistémicos, se encontró que dos tercios de la leña va al autoconsumo y también se determinó que el consumo de agua aumentó 3% al año.
En el ámbito nacional ¿qué actividades formarían parte del sector Ecosistemas?
Perú tiene un gran potencial en cuanto a extracción de madera debido a su extensión de bosques naturales, los cuales tras ser extraídos no son resembrados. Sería interesante medir cómo impactará esta erosión en la economía y, a largo plazo, qué va a significar. También sería importante ver cómo impactará la falta de agua en la capital y en la agricultura de la costa. 
Luego de San Martín, ¿en qué otra región se podría replicar el proyecto?
Lo ideal es hacer esfuerzos en el ámbito nacional. Dónde y a qué nivel se va a replicar, eso lo decidiremos en diálogo con los autoridades. Sabemos que el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei) está haciendo esfuerzos para incluir el sector Ecosistemas en la medición del PBI en el mediano y largo plazo. En el caso específico de San Martín, las autoridades ambientales ya han manifestado que van a considerar la información de su región como herramienta para la toma de decisiones.
¿Llevar a cabo estas mediciones requerirá de cambios en el INEI?

Sí y además debe incluir esfuerzos en otros sectores del Gobierno, pues para la cuenta de San Martín, por ejemplo, se requirió información de la Autoridad Nacional del Agua (Ana), del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) y del Ministerio del Ambiente (Minam). Habría que determinar qué entidad coordinará la información y quiénes estarán a cargo.

El objetivo es que, en el futuro, así como el INEI considera el sector Minería e Hidrocarburos y al sector Agricultura, también mida la contribución del sector Ecosistemas o Naturaleza, que también contribuyen al avance del PBI.