Foto: Andina.
Antes de buscar cambios en el sistema privado de pensiones en el país, el Congreso debe priorizar las reformas tributaria y laboral, solo así se conseguirá que los trabajadores que ahora son informales accedan a un sistema de pensiones, indicó el nuevo presidente de la Asociación de AFP, Rafael Piccaso.

En unas horas, el Pleno del Congreso debatirá el proyecto de ley que permite el retiro del 95,5% de los fondos de las AFP a los trabajadores a partir de los 65 años de edad, luego de que las bancadas que promueven la iniciativa lograrán el apoyo de Fuerza Popular, la única agrupación que no había firmado el dictamen por insistencia de la Comisión de Economía.

Según Picasso, si bien hay espacio para que se implementan cambios a las AFP, estos deben decidirse de forma técnica. 

La última reforma que se hizo del sistema de pensiones peruano fue aprobada por el actual Parlamento en el año 2012, pero solo abarcó al sistema privado. No se tocó al sistema público.

"Se debe empezar por una profunda reforma laboral y tributaria que permita a los trabajadores informales entrar a la formalidad. Uno no accede a una pensión porque no aporta a un sistema y no aporta a un sistema porque no es formal. Creo que por ahí empieza todo", sostuvo el representante de las AFP en entrevista con RPP.
Según el ejecutivo, las administradores que operan en el país(Integra, Prima, Habitat y Profuturo) no se oponen a la implementación de mejoras. Incluso, aseguró que como gremio han propuesto algunas, pero no han encontrado eco en el Legislativo.

"Hemos venido haciendo planteamientos, lo que sucede es que hay una discrepancia con las autoridades en algunos casos. Con el Congreso ahora tenemos una profunda porque las reformas que se plantean normalmente han estado orientadas a que no exista un sistema pensionario", comentó.
Este jueves, mediante un comunicado publicado en diarios, la Asociación de AFP indicó que si se aprueba la iniciativa que permite el retiro del 95,5% de los fondos “se afectará la estabilidad financiera de los familias.” y “se acabaría con el objetivo de cualquier sistema de pensiones en el mundo, que es garantizar los ingresos de las personas en sus años de retiro"