Foto: Andina.
Mientras Omar Quesada, el secretario institucional del Partido Aprista Peruano (PAP), confirmaba en medios de comunicación el fin de Alianza Popular, los miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Popular Cristiano (PPC) se reunían en su local, también ubicado en la Avenida Alfonso Urgarte, en Breña, para evaluar los resultados electorales, que por primera vez en más de 30 años los ha dejado sin representación parlamentaria.

El encuentro comenzó alrededor de las 8 de la noche y entre los asistentes destacaban los actuales legisladores Marisol Pérez Tello, Alberto Beingolea, Juan Carlos Eguren, Javier Bedoya y el presidente interino de la agrupación, Raúl Castro, quien se quedo sin una curul en el próximo Congreso, pese a que fue el más votado de su agrupación (22,211 votos al 95% de las actas procesadas por la ONPE).

El tema central fue el futuro del partido que, en el actual proceso de elecciones, no logró ni el 10% de los votos válidos en el ámbito nacional pese a que se unió con el Apra y Vamos Perú, cuando en comicios anteriores ha quedado en mejor posición.

La reunión la encabezó Castro, quien -según fuentes consultadas por PODER- puso énfasis en la necesidad de que la agrupación quede en manos de “institucionales” y no de aquellos que “no colaboraron con la alianza”, en clara referencia a Pérez Tello y Beingolea, quienes optaron por no ir a la reelección parlamentaria debido a que estuvieron en desacuerdo con la decisión del partido de unirse al PAP.

El año pasado, el PPC no logró renovar a su alta dirigencia debido justamente a una disputa que involucro a todos los congresistas citados y que requirió un pronunciamiento del propio Jurado Nacional de Elecciones. Fue el 2 de noviembre del 2015 que el máximo ente electoral emitió la Resolución Nº 0317-2015-JNE en la que exhorta a la agrupación a respetar sus normas de democracia interna, luego de que Pérez Tello, Eguren y Bedoya denunciaran ante este organismo a Raúl Castro por infringir la Ley de Partidos Políticos y el estatuto pepecista.

Las elecciones internas nunca se realizaron y Castro quedó como presidente interino.

Ahora, tras los resultados de los comicios, tanto Beingolea como Pérez Tello habrían manifestado su interés de postular a la alta dirigencia como presidente y secretaria general, respectivamente. Su objetivo será iniciar la renovación de la tradicional agrupación, indicaron las fuentes.

Sin embargo, la convocatoria del proceso interno está en manos de Castro, quien aún no ha precisado si irá a la reelección, pero que -de acuerdo con las mismas fuentes- viene perdiendo poder en el PPC debido a que es señalado entre los militantes como uno de los principales promotores de la unión con el Apra.

La reunión de ayer culminó sin que se discutiera la posibilidad de apoyar a uno de los dos candidatos que disputan la segunda vuelta (Keiko Fujimori de Fuerza Popular o Pedro Pablo Kuczynski de Peruanos por el Kambio).