Foto: congreso.gob.pe.
El escándalo de los Panama Papers ha puesto bajo la lupa a los grandes evasores y elusores del país. Según el jefe de la Sunat, Martín Ramos, durante el año pasado se detectó que 57 contribuyentes, con incremento patrimonial no justificado, habrían recibido dinero de empresas offshore ubicadas en paraísos fiscales por un monto total de S/ 59,7 millones.

Durante su presentación en la Comisión de Fiscalización del Congreso, detalló que no todos los investigados están involucrados con Mossack Fonseca pues la Sunat considera paraísos fiscales a un total de 43 países.

“Estos contribuyentes están en proceso de investigación de acuerdo con las facultades que tiene la Superintendencia. Buscamos determinar si hay un incremento patrimonial a efectos de grabar con el Impuesto a la Renta correspondiente”, detalló el funcionario.
En el caso específico de los Panama Papers, el representante del ente recaudador adelantó que ya se ha iniciado una investigación a Mónica Icaza de Clerc, la representante de Mossack Fonseca en Perú, pues en su domicilio funcionaba una oficina del citado bufete panameño, la cual realizaba diversas operaciones financieras “inconsistentes”, sin estar inscrita en el RUC (Registro Único del Contribuyente).

Ramos también indicó que se está investigando a dos empresas involucradas con la firma, cuyos nombres no reveló y precisó que además de la reciente incautación de información contable en su local en San Isidro, se está solicitado información sobre el caso a las autoridades judiciales de Panamá, pese a que no hay ningún acuerdo de intercambio de información con dicho país centroamericano.

Para superar esta situación, el jefe de la Sunat planteó ante la citada comisión parlamentaria -que ha abierto una investigación sobre los involucrados peruanos en los Panama Papers-  que Perú se adhiera a la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal, lo que permitiría compartir información sobre recaudación de impuestos con 94 países del mundo, con miras a combatir la evasión y elusión fiscal.

“De esta manera, se podría intercambiar información tanto a solicitud como de manera automática y espontánea, así como realizar auditorías fiscales simultáneas en el Perú y en el extranjero”, comentó Ramos, quien además refirió que la Sunat ha detectado a 1,424 contribuyentes con incremento patrimonial no justificado.
En el mundo, hoy representantes de las administraciones tributarias de los países del G-20 y la OCDE se reuieron en París en busca de una acción conjunta, así como de mecanismos de cooperación contra la elusión y la defraudación fiscales, que afectan a las economías.