Foto: JNE.
Horas después de que en el Congreso anunciaran medidas para lograr que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) sí aplique la valla electoral estipulada en la nueva Ley de Partidos Políticos, la entidad electoral envió un comunicado en el que defiende su decisión de no aplicar  la cita barrera en el actual proceso electoral. 

De acuerdo con el Jurado, la aplicación de la norma en el aspecto que eleva la barrera de 5% a los partidos políticos en 1% más por cada agrupación que sumen cuando constituyan alianzas, no puede compararse a la implementación de la misma en el caso de la prohibición de entrega de dádivas.

La Constitución establece (artículo 109) que la ley es obligatoria desde el día siguiente de su publicación en el diario oficial. Sin embargo, también expresa, en el artículo 103, que una norma -desde su entrada en vigencia- se aplica a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes y no tiene fuerza ni efectos retroactivos”, argumentó el JNE.
Insistió, además, que a la entrada en vigencia de la Ley de Partidos Políticos N° 30414, que fue el 18 de enero de 2016, el plazo para la inscripción de las alianzas ya se encontraba vencido (entre el 13 de octubre y el 12 de diciembre de 2015, entre 180 y 120 días antes de las elecciones como señala la ley). 

¿SALVAVIDAS PARA ALGUNOS PARTIDOS?
En el Parlamento, el presidente de la Comisión de Constitución, Fredy Otárola, cuestionó que el Tribunal Electoral haya hecho la precisión de la no implementación de las vallas electorales en este proceso, mediante una resolución publicada el sábado, un día antes de las elecciones generales.

El legislador calificó la decisión del JNE como “sospechosa”, “disparate jurídico” y hasta la consideró prevaricato. Es que sin la aclaración del ente electoral, uniones como Alianza Popular -integrada por el PPC, Apra y Vamos Perú- tendrían que alcanzar un 7% de los votos válidos para no perder su inscripción partidaria.

En este caso, por ejemplo, si se toma en cuenta el porcentaje obtenido en las elecciones presidenciales, la alianza no pasaría la valla pues solo obtuvo el 5,8%. 

Justamente en su comunicado de hoy, el Jurado estableció una nueva precisión: “la cancelación de las organizaciones políticas que participaron en alianza en las Elecciones Generales 2016, se debe tomar en cuenta el porcentaje total de los votos válidos al Congreso y no a la Presidencia de la República”.


Según el conteo de la ONPE a más del 70% de las actas procesadas, en las elecciones parlamentarias la coalición entre el Apra y el PPC ya logró el 8% de votos válidos.