Ilustración: PODER.
La unión entre el Partido Aprista Peruano (PAP) y el Partido Popular Cristiano (PPC) concluyó. Nació para llevar a Alan García a su tercer mandato, pero pese a la importante inversión que la coalición, denominada Alianza Popular, realizó en la campaña apenas alcanzó el 5,8% de los votos válidos, de acuerdo con el último conteo al 97,5% de las actas procesadas por la Organización Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

La noticia la dio hace unas horas el secretario general institucional del Apra, Omar Quesada, e implica además la disolución de su vínculo con Vamos Perú, la tercera agrupación que se les unió en estos comicios, pero que tampoco logró impulsar las preferencias electorales de los candidatos.

“La alianza que firmamos (con el PPC y Vamos Perú) era, como se inscribió en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), una alianza electoral. Eventualmente, hubiera sido una alianza política y de gobierno, pero antes los resultados como están, cada partido recobra su identidad”, detalló el dirigente del partido de la estrella.
Hasta el momento, ninguno de los candidatos del PPC se ha pronunciado sobre el tema. Según la ONPE, esta agrupación no conseguiría ninguna curul en el próximo Congreso. De hecho, todo parece indicar que -a más del 70% de la actas congresales contabilizadas-, los legisladores que ingresarían serían todos de Alfonso Ugarte. 

El anuncio de Quesada llega un día después de que Alan García, presidente de la República en dos oportunidades, informara su renuncia a la presidencia del Partido Aprista, luego de que los conteos iniciales tanto de encuestadoras como del ente electoral revelara la bajísima acogida de su candidatura. 

Esta es la primera vez que el líder aprista no pasa a la segunda vuelta en una elección que participa. Ni con las frecuentes apariciones de Lourdes Flores en la campaña, la población olvidó dos de las mayores escándalos de corrupción que golpearon al segundo gobierno del partido fundado por Haya de la Torre: narcoindultos y petroaudios.

En el caso del PPC, esta será la primera vez en más de 30 años que no contará con al menos un parlamentario en el Poder Legislativo.