Foto: Andina
La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (UE) presentó hoy una declaración preliminar sobre el proceso electoral. El grupo, que contó con 50 observadores de largo plazo en todas las regiones del Perú y que visitó 356 mesas de sufragio durante los comicios del domingo, señaló a través de la Jefa de Misión, Renate Weber, que las tachas y exclusiones de candidatos fueron sanciones desproporcionadas y que desde la Misión consideran que el derecho a la participación política de los candidatos es un derecho fundamental.

La también diputada del Parlamente Europeo se refirió a los casos de los candidatos presidenciales, pero también a las más de 20 exclusiones por consignar información errada en hojas de vida. “Entendemos la necesidad de presentar una hoja de vida correcta en cuanto a información de educación y bienes de los candidatos, sin embargo las sanciones previstas nos parecen demasiado”.

Lo que falta en la legislación electoral es gradualidad en las sanciones”, dijo Weber. Explicó que a pesar de lo drástico de estas, la Misión considera que como las exclusiones y tachas se produjeron bajo los parámetros legales establecidos en la Ley de Partidos Políticos y la Constitución, no se afectó el carácter democrático del proceso. Sin embargo, remarcó que urge una reforma de las normas electorales.

“El Perú necesita una reforma electoral amplia, integral y duradera. En el nuevo Congreso habrá bancadas muy fuertes. Solamente se necesita voluntad política para cumplir con una reforma que debería empezar a concretarse inmediatamente después de la convocatoria al Parlamento”, dijo Weber.

La Jefa de la Misión de la Unión Europea también dijo que la pérdida de inscripción de un partido político como sanción por no pasar la valla electoral también es una sanción excesiva. “No conozco otro país en el que sea tan difícil inscribir un partido político”, dijo Weber en relación a la gran cantidad de firmas (3% de la cantidad de votantes de la última elección) que demanda la formación de una organización partidaria

Los observadores europeos calificaron, por lo dicho anteriormente, este proceso como atípico en comparación a las elecciones generales peruanas de años anteriores. 

El origen de estas anomalías se debe a la tardía promulgación de la modificatoria de la Ley de Organizaciones Políticas en un momento en que las elecciones ya habían sido convocadas”, dijo Renate Weber. Agregó que frente a la ausencia de precisiones sobre la nueva legislación, específicamente del artículo 42 que sanciona las dádivas en campaña con la exclusión, quedó a cargo del Jurado Nacional de Elecciones, “que se vio obligado a tomar decisiones en circunstancias no solamente difíciles, sino que sin precedentes en elecciones peruanas”.

Finalmente, la Misión de la UE criticó que la actual legislación no prevé mecanismos de control y fiscalización de ingresos y gastos de los partidos en campaña. La declaración emitida por los observadores detalla que la subvención estatal, prevista por ley, nunca se ha hecho efectiva, por lo que los partidos dependen en su totalidad del financiamiento. “Los candidatos terminan buscando financiamiento con poca o nula transparencia. Se necesitan cambios legales para no permitir el ingreso de dinero ilegal”, dijo Weber.