“Crítica al sistema de tachas del JNE es compartida por la Comunidad Internacional y la OEA”, reiteró Almagro (Foto: Andina)
La semana pasada el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, luego de una reunión con el excandidato de Todos por el Perú (TPP), Julio Guzmán, criticó al Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

El funcionario, a través de su cuenta de Twitter, cuestionó el sistema de tachas: “Sistema de inhabilitación que aplica el JNE no ofrece garantías necesarias”, escribió.

“Reclamamos medidas para restablecer derecho de participación política de todos y evitar elecciones semi democráticas”, publicó también en su cuenta de la red social.

Estos comentarios generaron el rechazo del JNE y de distintos actores políticos.

A pesar de ello, Almagro insistió en sus críticas el martes: “Crítica al sistema de tachas del JNE es compartida por la Comunidad Internacional y la OEA”, publicó en Twitter.


La serie de cuestionamientos generó el rechazo de algunos candidatos a la presidencia de la República.

Alan García, candidato de Alianza Popular, dijo ayer que las palabras de Almagro son “una ligereza propia de un irresponsable, de un burócrata que ahora gana US$25 mil cómodamente, que no dice lo mismo de ninguna otra dictadura o semidictadura en América Latina donde se manipulan los poderes y se bloquea opositores”

“Señor Almagro, métase usted sus palabras en el folio de sus ideas; no nos moleste, no ofenda al Perú”, agregó García.

Keiko Fujimori, según recoge El Comercio, dijo ayer que las declaraciones de Almagro son opiniones, pues la delegación de la OEA en el Perú no ha hecho observación alguna.

Por su parte, Pedro Pablo Kuczynski también rechazó las opiniones de Almagro y dijo que debería opinar más sobre Venezuela y menos sobre el Perú.

Cabe destacar que, en contra de lo que insinúan Kuczynski y García, Almagro envió el 12 de enero a Nicolás Maduro una dura carta en la que calificó como golpe a la democracia las interferencias realizadas por el gobierno para la juramentación de diputados opositores de la Asamblea Nacional sobre la que el oficialismo perdió la mayoría el año pasado.

“Todo aquello que signifique impedir a un solo diputado asumir su banca es un golpe directo a la voluntad del pueblo”, escribió Almagro en la misiva.