Foto: Andina
Comunidades de la provincia de Challhuahuacho, en la provincia de Cotabambas (Apurímac), acataron ayer un paro indefinido en protesta por el incumplimiento por parte del Estado en la realización de reuniones para analizar la situación en torno  a la mina Las Bambas, que opera MMG.

De acuerdo con un documento fechado el 22 de marzo y firmado por varios dirigentes e incluso por el alcalde provincial de Cotabambas, Odilón Huanaco, se acordó instalar el 21 de marzo una mesa de diálogo en torno a los asuntos ambientales que involucran a la operación minera Las Bambas y el 22 se trataría todo lo relacionado a derechos humanos y el conflicto desatado a fines del año pasado, que dejó un saldo de 3 fallecidos.

Para incluir estos y otros temas en la mesa de diálogo, señala el documento, se debía modificar la resolución que en un principio creó dicha instancia. Llegada la víspera de la reunión sobre asuntos ambientales, no se reformuló dicha resolución. 

“Ese mismo día [el 22] recibimos una comunicación suspendiendo la reunión sobre el tema ambiental, aduciendo como motivo el accidente ocurrido en el aeropuerto del Cusco el 20 de marzo, razón el cual (sic) estuvo cerrado por algunas horas. Aún cuando sabíamos que el problema ya se había resuelto para el lunes en la mañana y que los vuelos se habían retomado, atendimos las razones que nos dio el gobierno. Ante este hecho, planteamos que la reunión sobre el tema ambiental se pasara para el día 28 de marzo”, detalla la comunicación firmada por los dirigentes.

El documento continúa explicando que funcionarios estatales les confirmaron que de todas formas se realizaría el diálogo sobre derechos humanos. Sin embargo, la mañana del 22 de marzo, se suspendió la reunión. En respuesta, se convocó a una paralización de 48 horas.

PODER trató de comunicarse con Rodolfo Abarca, presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Cotabambas, sin éxito. Sin embargo, Hebert Yaguno, asesor del Frente de Defensa, nos detalló que posteriormente a la paralización de dos días se exigió al gobierno una reunión con los ministros para que se pueda reorganizar la mesa de diálogo. No ocurrió y “las comunidades acordaron reactivar las medidas de lucha”, afirma. Así fue como se decidió iniciar el paro indefinido desde ayer.

LA RESPUESTA DEL MEM
El 1 de abril, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) emitió un comunicado donde detallaba que las reuniones de la mesa de diálogo, suspendidas por el incidente en el aeropuerto, se habían reprogramado y que esto se comunicó "con la debida anticipación a las autoridades de la provincia y a los representantes de los Frentes de Defensa de Cotabambas, entre ellos, Rodolfo Abarca Quispe y Ronald Bello Abarca. Así como a Virginia Pinares Ochoa, presidenta de las organizaciones sociales de base del Comité de Lucha Provincia de Cotabambas". 

El MEM señaló también que a pesar de haber comunicado dichos cambios, los dirigentes no participaron de reuniones que ya habían sido fijadas para el 29 y 30 de marzo. Y tampoco a la del 31 de marzo, fecha a la que se había reprogramado la mesa sobre medio ambiente. Este último acuerdo fue confirmado por Hebert Yaguno, quien dijo que si bien los dirigentes propusieron como fecha el 28, accedieron a que se haga el 31. Sin embargo, fue la suspensión a última hora de la mesa del 22 de marzo y la falta de respuesta a exigencia de diálogo con los ministros lo que frustró la posibilidad de conversaciones desde el lado de los dirigentes.

"El MEM lamenta la inasistencia del Frente Defensa de Cotabambas y otras organizaciones, que dilatan la voluntad del Gobierno Nacional de cumplir con los compromisos asumidos ante la población de la provincia de Cotabambas", señaló en su comunicado del 1 de abril.

¿Qué debe ocurrir para que se levanten las medidas de protesta vigentes? De acuerdo con Yaguno, los dirigentes exigen que una comisión integrada por los ministros de los sectores involucrados llegue a la zona para resolver todas las implicancias sobre el conflicto en una mesa que dure el tiempo que tenga que durar.

De acuerdo con el asesor del Frente de Defensa, ya se han plegado a la medida de protesta las comunidades del área de influencia directa de la mina Las Bambas y el distrito de Challhuahuacho. Esperan que también se sume el resto de la provincia.  

Según el INEI, la minería metálica en enero del 2016 creció un 18,6%, principalmente por el alza del 43% de la producción de cobre. Esto se debe, en buena parte, al inicio de producción de la mina Las Bambas.