Foto: Perú 21
El grupo Graña y Montero negó que tenga algún acuerdo con la constructora Odebrecht para la compra de acciones del Gasoducto Sur Peruano.

“Graña y Montero no ha celebrado ningún acuerdo con Odebrecht para la compra de dichas acciones ni tiene interés en incrementar su participación en dicho proyecto”, señaló la empresa según fue recogido por el diario Gestión.

Sin embargo, días antes, el director ejecutivo de Odebrecht, Jorge Barata, indicó que la empresa brasileña había llegado a un acuerdo con Graña y Montero y Enagás, sus socios en el Gasoducto Sur Peruano, para la venta del 100% de su participación en el proyecto.

El Gasoducto Sur Peruano es una de las más grandes inversiones del país. Tiene una valorización de US$ 5.000 millones y consiste en el tendido de un ducto de más de mil kilómetros desde Cusco, donde se encuentra el gas de Camisea, hasta la costa sur del Perú. 

Odebrecht, a nivel global, planea vender aproximadamente US$ 3.300 millones en acciones a causa de la desaceleración económica brasileña y por el escándalo de corrupción (caso Lava Jato) en el que se encuentra involucrado.

Ayer se supo que Odebrecht también busca vender parte de su participación en la concesionaria Rutas de Lima y también en la Central Hidroeléctrica de Chaglla, en Huánuco.