Foto: Andina.

A pocos días de las elecciones generales, miles de ciudadanos tanto en el Perú como en diversos países del mundo salieron a las calles para protestar pacíficamente contra el autogolpe del 5 de abril de 1992, cuando el expresidente Alberto Fujimori -hoy preso por delitos de corrupción y crímenes contra los derechos humanos- disolvió el Congreso y las garantías constitucionales.

La manifestación en esta fecha, que ya se ha convertido en un símbolo de la lucha por la democracia en el país en los últimos años, comenzó a tempranas horas del día con compatriotas que se movilizaron en el extranjero mostrando su rechazo a la posibilidad de que Keiko Fujimori, la hija del exjefe de Estado, llegue a la presidencia.

Comenzó en Australia, siguió en Paris, Madrid y también llegó a Argentina. Así lo compartieron en las redes sociales los peruanos que viven en dichas ciudades.