Foto: Andina
Jorge Barata, director ejecutivo de Odebrecht Latinvest (brazo de inversiones en infraestructura del grupo constructor brasileño), dijo al diario Gestión que la empresa ha transferido toda su participación accionaria a la española Enagás y a la peruana G&M, compañías con las que integra el consorcio del Gasoducto Sur Peruano (GSP).

Así, la compañía brasileña dejará de participar en el proyecto con el que se llevaría gas al sur del país, y que hoy atraviesa dificultades en el avance de su construcción.

“Es como si hubiésemos vendido todo el paquete (de acciones), Odebrecht ya no tiene ninguna participación en el Gasoducto Sur Peruano”, afirmó.

Según detalla Gestión, el proceso de venta ya está en curso. Sin embargo, Barata no dijo cuándo se concretaría y cómo quedaría finalmente la participación de cada empresa en el proyecto.

Actualmente el GSP está en la búsqueda de un préstamo sindicado por US$ 4.285 millones, que son necesarios para continuar la construcción del ducto. Para ello, se requiere la aprobación de una adenda de bancabilidad, sobre la que Barata afirmó no conocer su estado. Este punto es crucial pues podría generar retrasos en el proyecto.

A principios de marzo, la junta de accionistas del GSP acordó designar como gerente general a David San Frutos, responsable en Perú de Enagás. Dicho cargo antes estaba ocupado por un representante de Odebrecht. Con ello, se buscaba alejar al proyecto de los sucesos relacionados con el caso Lava Jato  (en cuyas investigaciones sobre corrupción se encuentran altos funcionarios de Odebrecht) y que no se afecte su desarrollo.

La semana pasada el presidente del grupo Odebrecht, Newton de Souza —quien ocupa el cargo de Marcelo Odebrecht, actualmente detenido— anunció que la empresa decidió poner en venta parte de sus acciones con la finalidad de aumentar sus ingresos en casi US$ 3.300 millones y capear la crisis que el conglomerado enfrenta.

“Con el ajuste monetario, la contracción del crédito y el Lava Jato, se inició un programa de venta de activos”, dijo.

De otro lado, hasta el momento, la empresa ha realizado despidos de aproximadamente 70.000 personas.