Foto: Andina
La semana pasada la Asociación Civil Transparencia hizo un llamado para eliminar la norma que permitiría a los candidatos retirarse de la carrera electoral para no perder la inscripción del partido político al que representan. Gerardo Távara, presidente de la organización, dijo que esto “le hace daño al sistema democrático, porque si bien hay partidos inscritos en el registro, estos se encuentran inactivos”.

Mucho antes el exjefe de la Onpe, Fernando Tuesta, había advertido cuando Renzo Reggiardo renunció a la candidatura presidencial de Perú Patria Segura lo hizo con la intención de salvar la inscripción de su partido.

La ley 30414, que modifica la Ley de Partidos Políticos (Ley 28094), indica en su artículo 13 que la cancelación de la inscripción de un partido procede, entre otros casos, si:

“Al cumplirse un año de concluido el último proceso de elección general, si no hubiese alcanzado al menos seis (6) representantes en el Congreso en más de una circunscripción electoral o al menos el cinco por ciento (5%) de los votos válidos a nivel nacional. O en su caso, por no participar en dos (2) elecciones generales sucesivas”.

De acuerdo con especialistas, esto último permite que los partidos puedan retirarse de las elecciones si se encuentran en riesgo de no pasar la valla electoral.

Varios candidatos han tomado ventaja de esta modificación. Esta semana Yehude Simon (Partido Humanista), Hernando Guerra García (Solidaridad Nacional) y Francisco Diez Canseco (Perú Nación) dieron un paso al costado y dejaron la contienda. Antes ocurrió con Vladimir Cerrón (Perú Libertario). Y a Daniel Urresti lo “retiraron”. 

Sin embargo, ¿sus preciadas inscripciones están seguras?

¿QUÉ SIGNIFICA PARTICIPAR EN UNA ELECCIÓN GENERAL?
Recién se sabrá si los partidos conservan su inscripción el 2017, cuando se cumple un año de concluido el proceso electoral y se hacen efectivas las cancelaciones. Al menos así lo interpreta el especialista en asuntos electorales, José Naupari, quien a la vez advierte que no queda claro lo que significa participar en una elección general.

“Hay cuatro momentos en los que podría considerarse la participación de un partido y su candidato en elecciones generales: cuando pasan por el proceso de democracia interna, cuando presentan la solicitud de inscripción de lista al Jurado Electoral Especial (JEE), cuando la inscripción de la lista es admitida por el JEE y, finalmente, la participación en los comicios del 10 de abril”, detalla a PODER.

En los tres primeros supuestos, los candidatos que se retiraron recientemente podrían perder su inscripción pues, formalmente, ya habrían participado de la elección general. Y las normas indican que la inscripción se cancela si es que el partido participante no coloca 6 congresistas en más de una circunscripción o no pasa el 5% de los votos válidos (cifra que aumenta un 1% por cada partido adicional si se trata de una alianza electoral), entre otros supuestos. El resultado del segundo caso dependerá del día de las elecciones.

“La norma no está regulada adecuadamente”, opina Naupari. Agrega que no sería conveniente que el Pleno actual del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) cambie esto, pues el mandato de varios magistrados acabará antes de terminar el año. “No resultaría coherente que este Pleno defina los aspectos de lo que pasará el próximo año”, afirma.