Foto: Forbes.
PRAGA (Reuters).- La economía china está experimentando una nueva normalidad y pasando a un ritmo de crecimiento más lento del que alcanzó en años anteriores, anunció este miércoles el presidente de China, Xi Jinping.

Durante un foro de negocios, desarrollado en la capital de República Checa, el jefe de Estado del gigante asiático sostuvo además que “la economía mundial atraviesa un tiempo de modificaciones profundas y la situación es complicada e inestable".

En un auditorio, con empresarios chinos y checos, Jinping anotó que en este contexto su país ha entrado en el estado de una nueva normalidad, marcada por la transición desde un ritmo de crecimiento acelerado a una expansión media-alta.

“Al mismo tiempo, las empresas chinas se mantienen sobre una base firme”, aseguró.

La segunda mayor economía mundial ha pasado de crecer de cifras de dos dígitos a una media entre 6,5% y 7%. Además, es uno de los mayores compradores de las exportaciones peruanas, así como un importante emisor de inversión privada hacia el Perú.

En la víspera, el Banco Asiático de Desarrollo pronosticó que el crecimiento de China se situará este año en torno al 6,5%, y caerá a 6,3% en el 2017, ante la expansión más lenta en la región de Asia-Pacífico.