Foto: Parque Lambramani
El grupo Quicorp adquirió a través de Mifarma la cadena Boticas Arcángel con lo que consolida su posición como el segundo participante más importante del mercado farmacéutico. Así, Quicorp, cuyo grupo incluye a Mifarma, BTL y Fasa, incrementa su participación en el mercado de 23,7% a 36% luego de esta compra. Inkafarma, del grupo Intercorp, posee el 52,8% del mercado.

Para el economista José Távara, profesor principal y director académico de la PUCP, esta movida empresarial implica riesgos para los consumidores finales de medicamentos. “Como son productos que no tienen sustitutos o pocos sustitutos, su elasticidad de precio es muy baja (es decir, si sube el precio la demanda cambia muy poco). Un incremento de la concentración del mercado podría generar condiciones para un aumento de precios por parte de las empresas a costa de los bolsillos del consumidor”, dijo a PODER.

Otras cifras señalan que en la distribución de medicinas el Estado cuenta con el 46% de participación, las cadenas de farmacias 23%, las boticas independientes 22% y las clínicas el 8%. ¿Esto implicaría que la reducción de un actor importante como Boticas Arcángel no afecta el mercado farmacéutico? Para Távara, el impacto sigue siendo relevante pues los consumidores se sienten atados a los proveedores locales. Es decir, optan por las farmacias más cercanas y difícilmente podrían optar por el canal independiente o el estatal.

Para Távara, el problema de fondo es la falta de una ley de control de concentraciones en el Perú. Es decir, de una normativa que obligue a las compañías a pasar por una evaluación previa por parte de un organismo estatal antes de autorizar determinadas fusiones o adquisiciones empresariales.

“En el Perú lo que se sanciona es el abuso y no la posición de dominio, lo que es muy difícil de probar. Se necesita reducir las condiciones para que haya posición de dominio en los mercados. Y esto se consigue con una ley de control de concentraciones. Es una ilusión pensar que la auto regulación va a evitar el abuso”, concluye.