Mujeres heridas en el aeropuerto de Zaventem. Foto: @tabagari.
El terror golpeó esta vez a Bruselas con una serie de explosiones que han afectado el aeropuerto y a una estación de metro, ocasionando al menos una treintena de muertos. El alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, detalló en una rueda de prensa de que “unas 20 personas” han perdido la vida en el metro y fuentes del cuerpo de bomberos de la capital belga han indicado a la agencia France Presse que otras 14 personas han fallecido en el aeropuerto. 

Además, más de 200 personas han resultado heridas. El Gobierno de Bruselas ha cerrado todas las líneas de transporte público. "Temíamos un ataque terrorista y ha sucedido", ha afirmado el primer ministro belga, Charles Michel, en una comparecencia pública junto al fiscal general belga, Frédéric Van Leeuw. "Hubo dos explosiones en la zona de salidas (del aeropuerto), una de ellas probablemente causada por un ataque suicida", ha indicado el fiscal.

Bélgica elevó su nivel de alerta a grado más alto, desvió trenes y autobuses con destino a la ciudad y ordenó a la población que se quedara dónde estaba. Los aeropuertos de toda Europa reforzaron de inmediato su seguridad.


“Estamos en guerra”, dijo el primer ministro de Francia, Manuel Valls, tras una reunión de urgencia convocada por el presidente francés, François Hollande. “En los últimos meses Europa ha sido objeto de actos de guerra”, anotó. Hollande, por su parte, refirió en un discurso que "este no es un ataque contra Bruselas, sino contra Europa".

FUE ISIS
Responsables de seguridad en Europa llevaban semanas preparadas para un gran ataque, y advirtieron que el grupo extremista Estado Islámico estaba preparándose para actuar. La detención el viernes de un sospechoso clave en los ataques del pasado noviembre en París, que dejaron 130 muertos, elevó esos temores, mientras los investigadores reconocían que hay más gente implicada en la trama de la que en un principio se creyó y que algunos siguen no habidos.

El grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) ya reclamó la autoría de los atentados de este martes.

Desde Cuba, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó el ataque y sostuvo que pueblo estadounidense se encuentra "en solidaridad" con Bélgica. 

"Haremos todo lo necesario para apoyar nuestro amigo y aliado Bélgica, para llevar a justicia a los responsables. Podemos derrotar, y vamos a derrotar, a todos los que amenazan la seguridad e integridad de los pueblos del mundo. El mundo debe unirse contra la plaga del terrorismo", finalizó.

UNA PERUANA ENTRE LAS VÍCTIMAS
La pucallpina Adelma Tapia Ruiz, de 36 años, que desde hace seis años residía en Bruselas (Bélgica), es una de las víctimas mortales del atentado ocurrido en el aeropuerto de Zaventem.

Tapia Ruiz se dirigía hacia el terminal aéreo, al noreste de Bruselas, donde ocurrieron las explosiones. Iba acompañada de sus dos hijas menores de edad. Una de ellas resultó herida.