Fuente: Banco Central de Reserva (BCR).
La inversión privada volverá a experimentar un crecimiento nulo durante 2016, luego de haber retrocedido 4,3% el año pasado, debido al retraso en las decisiones de inversión de las empresas, el deterioro de las expectativas y también porque finaliza la fase de exploración de algunos proyectos mineros, indicó el Banco Central de Reserva (BCR), en su último reporte de inflación.

Recién en el 2017 se prevé una recuperación y un crecimiento del 4% del desembolso de capitales privados, el cual será impulsado por la apuesta en obras de infraestructura. 

En tanto, se espera que la producción minera de los yacimientos en actividad sea el principal sostén de crecimiento, pese a que la inversión en el rubro volverá a sufrir una contracción.

De acuerdo con la autoridad monetaria, la inversión minera en el 2016 sufrirá una significativa caída de 30,8%, porcentaje superior al 25,9% que había previsto en diciembre del 2015, debido a la falta de nuevos grandes proyectos. Solo en enero, la inversión minera se desplomó un 31,4%.