Fuente: GfK.
A casi tres semanas del día de las elecciones, aún no se tiene certeza de quiénes serán los candidatos  que participarán de la contienda y la incertidumbre, que desde hace más un mes reina entre los electores, se hace notar en el incremento del número de indecisos. Según la reciente encuesta de GfKmientras en febrero un 28% admitía que todavía no había decidido su voto, en marzo el porcentaje se ha disparado a 41%.

De igual forma, el grupo de quienes tenían su preferencia electoral definida y no pensaban cambiarla ha disminuido de un 46% en febrero a un 40% en marzo. En tanto, el porcentaje de quienes ya tienen una opción pero podrían cambiarla baja de 23% a 16% en un mes. Como se podrá leer, la fotografía electoral aún es nebulosa, pero lo que sí está claro es el antivoto, que salvo ligerísimas variaciones, se mantiene sólido en algunos aspirantes al sillón presidencial.

Es el caso del candidato de Alianza Popular, Alan García. De acuerdo con el sondeo de GfK, realizado por encargo de Latina y el diario La República, el líder aprista que busca ser presidente por tercera vez ha cosechado un antivoto de 75%, en febrero el rechazo era mayor pues llegaba al 80% y en enero era del 66%.

La segunda aspirante a Palacio de Gobierno con mayor rechazo, conforme lo muestran las encuestas de intención de voto,es la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, con un antivoto de 44% en marzo. En febrero, era de 40% y enero de 39%.

El antivoto de Pedro Pablo Kuczynski, expremier, exministro y actual líder de Peruanos por el Kambio (PPK), viene experimentado una pequeña variaciónTras la salida de la contienda de César Acuña y Julio Guzmán, el grupo de electores que asegura que definitivamente no votaría por él disminuyó de 52% en febrero a 39% en marzo.

Al otro lado de la orilla, Verónika Mendoza de Frente Amplio y Alfredo Barnechea de Acción Popular son los candidatos con menos resistencia entre el electorado. El antivoto de Mendoza ha evolucionado de 27% en enero a 20% en febrero y ahora está en 24%. En tanto, el representante del partido de la lampa tenía un rechazo de 18% en febrero y en marzo, ya llega al 22%.

El trabajo de campo de GfK fue realizado entre el 11 y el 15 de marzo del 2016 en el ámbito nacional, tanto urbano como rural, a una muestra de 1.611 personas en 24 departamentos. Tiene un nivel de representatividad de 77,7% y un margen de error de +-2,4%.