Foto: Andina.
Solo si el Perú aumenta su presupuesto en educación en 15% anual a lo largo de los siguientes diez años, se podrá lograr que las presentes y futuras generaciones sean más competitivas, empleables y marquen la diferencia en los ámbitos académico y laboral, aseguró esta mañana el ministro de Educación (Minedu), Jaime Saavedra.

De acuerdo con el funcionario, nuestro país sí cuenta con los recursos para reforzar el sector, por lo que “no hay excusas” para no avanzar con un reforma que implique dar mayor calidad y equidad educativa a la población.

“Esta reforma pasa porque los futuros gobiernos se obsesionen por alcanzar este reto asumiendo un compromiso financiero, político y de gestión como política de Estado”, indicó Saavedra al inaugurar la 17° Conferencia Anual de Desarrollo Global 'Educación para el Desarrollo: Calidad e inclusión de las necesidades cambiantes del capital humano', que reúne a más de 400 expertos en economía y educación de más de 50 países.

El objetivo de esta conferencia es proponer alternativas de solución para mejorar la calidad educativa en el mundo, adecuando la oferta a las exigencias del cambiante mercado laboral.
 
El ministro refirió que el incremento presupuestal en el sector es fundamental para avanzar la reforma, que implica mejorar el aprendizaje de los estudiantes sobre la base de una mayor revalorización de la carrera docente, una gestión moderna, así como una infraestructura adecuada.
 
Si bien en términos fiscales, es difícil gestionar un incremento de recursos, esto es posible actualmente y es necesario hacerlo para cumplir con los retos de desarrollo que queremos alcanzar, indicó. Y es esencial usar una importante parte de esos recursos para garantizar condiciones básicas tales como que todas las escuelas accedan a servicios de agua, electricidad e Internet, aspecto que aún representa un desafío para el Perú, finalizó.