Foto: Andina.
Una de las recomendaciones que la Misión de Observadores de la Unión Europea realizó a los organismos peruanos, al culminar las elecciones generales del 2011, fue implementar una reforma electoral. Eso no ocurrió y hoy tenemos un marco legal ambiguo, que abre la puerta a interpretaciones no solo diversas, sino también contradictorios, que ocasionan que a pocos días de las elecciones la población aún no tenga claro quiénes serán los candidatos, comentó Renate Weber, jefa del grupo de veedores del Viejo Continente que desde los primeros días de marzo están en el Perú.

“Después de las observaciones electorales del 2011, se hicieron varias recomendaciones una de ellas fue la reforma electoral. El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) hizo una propuesta de código electoral que, lamentablemente, no fue aprobada (en el Congreso peruano). Solo se hicieron unas enmiendas y la reforma electoral más amplia todavía no esta presente en el país”, refirió la también diputada del Parlamento Europeo.
Por ello, uno de los objetivos de la Misión Europea esta vez será evaluar la situación, cómo están afectando los cambios al proceso electoral y qué se puede hacer para mejorarlo. 

Weber detalló que al grupo que preside le preocupa que la Ley de Organizaciones Políticas Nº 28094, aprobada y promulgada recientemente, permita excluir a los candidatos en una etapa muy avanzada del proceso electoral, como ocurrió en los casos de Julio Guzmán, de Todos por el Perú (TPP), y César Acuña, líder de Alianza para el Progreso (APP).

Esto no solo afecta a los candidatos sino también a los ciudadanos, que no sabrán por quién votar, quiénes se presentarán y si hay nuevos excluidos, anotó.

“Hoy (martes) se imprimirán las cédulas (de votación) y puede ser problemático para los electores que no están bien informados, sobre todo en un país donde el voto no es voluntario”, agregó.

Otra de las preocupaciones de la Misión es “la ambigüedad” de la citada ley, pues según Weber “parece que abre la puerta a interpretaciones no solo diversas sino contradictorias”. Como ejemplo, citó al caso de TPP. “La decisión del JNE sobre la candidatura de Guzmán fue tomada con tres votos contra dos, es decir, tres miembros interpretaron la ley de una manera y dos, de otra”, refirió la funcionaria.
Los observadores van a revisar la norma, pero para ello requieren más tiempo y documentación, la cual ya han solicitado a las entidades correspondientes. Eso sí, la jefa de la Misión Europea aclaró que el rol del grupo de casi 90 observadores electorales que dirige es solo de veeduría. “No somos jueces ni interferimos en los procesos… Y en un país democrático, las decisiones de un órgano jurisdiccional, se respetan”, sostuvo.

Por lo pronto, ya han empezado sus reuniones con los representantes de las entidades en el país involucradas en el proceso electoral, como es la Onpe y el JNE, así como con algunos candidatos (Verónika Mendoza). Sobre su encuentro con los magistrados del máximo ente electoral, Weber solo dijo que fue “una reunión bastante larga y muy sincera, en la que se trataron de muchos problemas”.