Foto: Andina.
El Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima Centro I rechazó este miércoles la tacha presentada contra la candidatura presidencial de Alan García, bajo el argumento de que ingresó fuera del plazo legal establecido.

Según argumentó la citada instancia electoral, la plancha presidencial de García, quien postula esta vez por Alianza Popular (la unión entre el PPC, el Apra y Vamos Perú), fue admitida el 14 de enero y la resolución sobre su inscripción se publicó en el diario oficial El Peruano dos días después. 

En ese sentido, el límite legal para interponer un recurso contra la fórmula de la Alianza Popular era el 18 y no el 19 de enero, como lo hizo el exregidor de Acción Popular de Cajatambo, Hipólito Yánac.

Yánac argumentó en su tacha que el expresidente y líder del Apra tiene una presunta incapacidad para ser jefe de Estado, luego de que en su último gobierno (2006-2011) haya otorgado 5.000 conmutaciones de pena, de las cuales 400 beneficiaron a sentenciados por narcotráfico. También lo cuestionó por la matanza del penal El Frontón y por los ‘petroaudios’.

EL CASO FUJIMORI
El citado Jurado Especial también precisó que tiene hasta el próximo lunes 14 de marzo para decidir si excluye o no del proceso electoral a la candidata de Fuerza Popular (FP), Keiko Fujimori, tras las denuncias en su contra por supuestamente haber entregado dinero y bienes en actividades de campaña.

Según denunciaron los ciudadanos Ermes Lerzundi Silvera e Ynés Perdomo Pacaya, el pasado 14 de febrero, la agrupación Factor K -que apoya la candidatura de la hija del expresidente Alberto Fujimori- realizó una actividad en el Callao, en la que la lideresa de la agrupación fue la encargada de entregar los premios de un concurso.

Asimismo, un canal de televisión de Cajamarca denunció que en la provincia de Chota, Keiko Fujimori, entregó 40 soles a cada uno de los mototaxistas que congregó para que asistan a un mitin en el que iba a intervenir.

La instancia electoral deberá resolver si Fujimori infringió el artículo 42 de la Ley de Organizaciones Políticas, que prohíbe la entrega de dádivas en un proceso de elecciones. Voceros de la agrupación naranja han rechazado que su candidata haya entregado dinero o bienes a simpatizantes.