Foto: Agencia Andina
Esta tarde la defensa del partido Todos por el Perú (TPP) argumentó en audiencia pública frente al pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) la apelación contra la resolución del Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima Centro 1 que admitió las tachas presentadas contra la lista presidencial que encabeza Julio Guzmán.

Los abogados Juan Falconí y Richard Allemant defendieron a TPP durante cerca de treinta minutos. Estos fueron sus principales argumentos:

Principio de preclusión
La defensa de TPP argumentó que el proceso electoral sigue varios principios, entre ellos el de preclusión, que señala la imposibilidad de regresar a una etapa del proceso que ya ha sido superada. 

De acuerdo con el abogado Juan Falconí, el JEE de Lima Centro, al anular su primera resolución —la que admitía la lista de presidencial encabezada por Julio Guzmán— por contar con nueva información y aceptar las tachas, estaría vulnerando este principio. “Con esto volvieron a la etapa de inscripción de listas, que ya había sido cerrada por el mismo JEE”, dijo. 

Según la defensa de TPP, el JEE de Lima Centro está creando “un zombie electoral” al revivir una etapa previa. De otro lado, afirma que esto atenta contra la seguridad jurídica y la propia jurisprudencia del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que en resoluciones anteriores se ha manifestado en torno a la importancia de seguir un proceso siempre hacia adelante. 

El derecho a participación política
De acuerdo con la defensa de TPP, la democracia interna es la asimilación de mecanismos desde los partidos que permiten el control y la competitividad en un proceso electoral. “Su finalidad es revitalizar a las organizaciones políticas”, señaló Juan Falconí. 

En ese sentido, el abogado de TPP afirmó que la decisión del JEE de Lima Centro, al admitir las tachas y excluir a Julio Guzmán y su lista presidencial por los errores administrativos cometidos, va en contra de estos principios y de la participación política. Asimismo, afirmó que se ha vulnerado el derecho a elegir y ser elegido. 

En favor del ciudadano
El abogado Richard Allemant, también de la defensa de TPP, inició su argumentación admitiendo que el partido cometió algunos errores administrativos refiriéndose a las fallas al inscribir el estatuto del partido y de los miembros del Comité Ejecutivo Nacional y del Tribunal Nacional Electoral del partido. Sin embargo, estos fueron convalidados por la Asamblea celebrada el 20 de enero pasado.

Allemnat afirmó que el JEE de Lima Centro 1 se equivoca al decir que no se respetó la democracia interna en TPP, pues esta se refiere a la protección del derecho del militante para elegir y ser elegido. Así, aclaró que todos los miembros del partido estaban de acuerdo con la designación de los representantes elegidos para la lista presidencial del partido y que sus derechos no han sido afectados. “¿Qué está defendiendo el JEE, entonces, si nadie quiere que lo defiendan”, se cuestionó.

Como argumento final, Allemant dijo que el JEE, para sustentar la anulación de su primera resolución y admitir las tachas, el organismo electoral señaló que no se dio cuenta que el Tribunal Nacional Electoral de TPP no tenía facultades para designar a los candidatos al no estar debidamente inscritos sus integrantes. Es decir, dudo de su resolución previa.

Sin embargo, a criterio del abogado defensor, el JEE debió realizar un análisis del tipo in dubio pro homine, el cual indica que en caso de duda, se debe favorecer el derecho del ciudadano —en este caso el de participación política— y rechazar las tachas presentadas contra la lista de Julio Guzmán.

Concluida la audiencia pública, solo queda la votación por parte del pleno del JNE. Se espera que esto se ocurra a más tardar el día de mañana.